Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Las empresas invierten en movilidad, pero no en seguridad móvil

  • Ultramovilidad

movilidad

Cada vez más organizaciones están comprometiendo la seguridad móvil en aras de completar el trabajo, por lo que se enfrentan un mayor riesgo de pérdida de datos, tiempo de inactividad y daños a su reputación. El 85% de los responsables de TI creen que las organizaciones necesitan tomarse la seguridad móvil más en serio.

Verizon ha publicado el informe Mobile Security Index 2019, que revela que, a pesar de que las compañías reconocen que los riesgos aumentan, sus defensas no se mantienen al día. De hecho, el 48% de los responsables de TI encuestados aseguran que, en el último año, su organización había sacrificado la seguridad móvil en aras de completar el trabajo, en comparación con el 32%. Además, el índice indica que aquellos que habían sacrificado la seguridad tenían casi el doble de probabilidades de sufrir un ataque.

El 83% de los encuestados afirmaron que su organización estaba en riesgo de sufrir amenazas móviles, y el 29% aseguraron que el riesgo era ‘significativo’. Por otra parte, el 67% de las organizaciones dijeron que tienen menos confianza en la seguridad de sus activos móviles que en la de otros dispositivos. Además, el 85% de los responsables de TI creen que las organizaciones necesitan tomarse la seguridad móvil más en serio.

Casi la mitad (46%) de los que sacrificaron su seguridad móvil admitieron haber sufrido un ataque, y el 62% de los encuestados que sufrieron un incidente lo describieron como "importante". Asimismo, el 43% comentaron que remediar los efectos de un incidente relacionado con la telefonía móvil fue "difícil y costoso".

Entre las acciones que elevan el riesgo de la seguridad móvil destaca el uso de redes Wi-Fi desprotegidas. A este respecto, el informe muestra que el 81% de los encuestado admite el uso de Wi-Fi público, incluso cuando muchos dijeron que hacerlo estaba prohibido por la política de la compañía. Lo más grave es que el 80% de los que son responsables de proteger los dispositivos móviles dijeron que utilizaban Wi-Fi público, incluso cuando la política de la compañía lo prohibía.

"Las empresas dependen cada vez más de la movilidad como la columna vertebral de sus operaciones de negocio, por lo que debe ser una prioridad proteger esos dispositivos", explica TJ Fox, vicepresidente y presidente de Business Markets con Verizon. “Las aplicaciones en estos dispositivos ahora gestionan sistemas de cadena de suministro, sistemas de punto de venta o aplicaciones para clientes. La falta de medidas de seguridad sólidas podría exponer los activos corporativos, y posiblemente los datos de los clientes, a actores maliciosos".