Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Gestiona tus presupuestos como una empresa digital

  • Transformación digital

pymes-calculos

Frente al modelo tradicional de defender una vez al año la asignación de presupuestos, el modelo de gestión de las empresas digitales y las startups favorece la innovación y elimina los silos departamentales, además de fomentar el lanzamiento de proyectos mucho antes.

  Te recomendamos... 

Al igual que se están transformando digitalmente las empresas, también lo pueden hacer sus modelos de gestión de presupuestos. Así, frente a la forma habitual de gestionar los presupuestos, que no solo no es eficiente, sino que restringe la mentalidad innovadora y frena cualquier iniciativa transversal que implique a varios departamentos, está el modelo de las empresas digitales y las startups, donde las inversiones mantienen una relación directa entre los resultados de un proyecto y su financiación, y con ciclos de financiación más cortos.

Como señala Paradigma, es la hora del cambio digital, y uno de los primeros pasos es tener un sistema de presupuestos y un sistema de métricas alineados con los objetivos de la empresa. En este sentido, la gestión de presupuestos bajo un modelo de empresa digital presenta siete ventajas muy importantes:

Rompe los silos entre departamentos. Mientras las empresas tradicionales no funcionen con sistemas de presupuestos de este tipo, nunca van a romper sus silos departamentales, porque la gestión de presupuestos y objetivos por departamentos y no por productos pesa mucho a la hora de colaborar.

Fomenta la mentalidad de empresa. Si tu presupuesto depende de la consecución de unos objetivos, aumenta tu implicación con el proyecto y, por extensión, con la empresa, además de que te asegura que tu trabajo aporta más valor.

Usa métricas con orientación a resultados. Si obtener más presupuesto depende del éxito, se optimiza mucho más el dinero y se fomentan las métricas de negocio.

Promueve la innovación. El fracaso en un producto o servicio no supone que se acabe la financiación para ese departamento que puede redirigir sus esfuerzos a nuevos desarrollos, sin necesidad de esperar a los ciclos anuales para conocer si va a contar con fondos.

Pone foco en lo importante. En una distribución por departamentos es muy difícil construir una foto completa para distribuir bien los presupuestos. En cambio, este sistema es mucho más justo, y ayuda a invertir en lo que realmente aporta.

Favorece el lanzamiento temprano. Este sistema fomenta también el lanzamiento de proyectos mucho antes, lo que permite identificar también antes qué proyectos funcionan y cuáles no, evitando fracasos de millones de euros.

Reduce costes burocráticos. Evita muchas horas y el esfuerzo de muchas personas en justificar su trabajo.