¿Cuáles han sido los puntos débiles de las pymes durante la pandemia?

  • Actualidad

pymes teletrabajo

La pandemia ha evidenciado los puntos débiles tecnológicos de las pequeñas y medianas empresas, según pone de relieve un estudio. Sus principales desafíos durante este tiempo han sido la seguridad y la protección de sus datos, y habilitar entornos de teletrabajo.

Un estudio llevado a cabo por Konica Minolta y Keypoint Intelligence IT ha identificado, tras consultar a 550 directivos de pymes de seis países, que sus principales desafíos durante la pandemia han sido la seguridad y la protección de sus datos, según han manifestado el 48% de los encuestados.

Los datos indican que el 37% de las empresas mantuvieron que sus empleados habían sufrido virus, malware o amenazas de seguridad debido a las condiciones impuestas durante la pandemia. Como resultado de esos problemas de seguridad, el 47% de las compañías han adquirido o actualizado su software de seguridad IT y sus servicios.

El segundo reto ha sido habilitar el trabajo remoto tras la pandemia: por ejemplo, el 38% de los responsables de las decisiones tecnológicas señalaron que la gestión del trabajo a distancia era difícil o muy difícil. Para casi la mitad de las pymes (49%), la falta de hardware o software necesario para los empleados fue una dificultad asociada con el teletrabajo. Del mismo modo, el 44% de los responsables de las decisiones IT identificaron como desafío el mantenimiento y el soporte del hardware y software de IT de los trabajadores a distancia. “Como consecuencia probable de esto, el 33% invirtió en servicios de IT como resultado de la Covid-19”, ha explicado Olaf Lorenz, gerente senior de la división de Transformación Digital de Konica Minolta Business Solutions Europe.

En términos de las operaciones diarias, el trabajo a distancia también presentaba desafíos particulares relacionados con la comunicación del equipo y en el acceso y la colaboración de archivos: el 51% de los encuestados identificaron la comunicación con los gerentes o con otros empleados como un desafío de la operación comercial como resultado de los acuerdos del trabajo a distancia. Mientras tanto, el 37% indicó que localizar archivos fue un desafío IT asociado con el teletrabajo, mientras que el 30% citó la colaboración de documentos digitales como un desafío de las operaciones comerciales resultado del trabajo a distancia de los empleados. “A partir de estos hallazgos, está claro por qué el 35% de las pequeñas y medianas empresas han invertido en aplicaciones de colaboración y uso compartido de documentos como resultado de la pandemia”, ha concluido Olaf Lorenz.

El resultado de hacer frente a estas dos cuestiones ha sido una aceleración de sus estrategias de digitalización, de acuerdo con la respuesta del 65% de los participantes. En este sentido, el informe del proveedor de soluciones digitales para el puesto de trabajo señala que este tipo de compañías han incrementado la adopción de otras tecnologías como confirma el hecho de que el 45% adquirió o actualizó el almacenamiento de datos en la nube.

La investigación también desvela que el 56% de las organizaciones citaron las iniciativas de escaneo impulsadas por la Covid-19 como impulsoras para una mayor digitalización.

Según Lorenz, “los rápidos cambios que la pandemia impuso a todos han tenido consecuencias irreversibles para el futuro lugar de trabajo IT, especialmente para pequeñas y medianas empresas: Tanto los trabajadores como las empresas han experimentado de primera mano cuánta flexibilidad es posible, con respecto al trabajo a distancia y a la colaboración en particular, pero también con los procesos digitales optimizados en general. Aprovechar estas oportunidades es muy valioso, pero al mismo tiempo garantizar la seguridad es vital”.