Los ataques dirigidos a pymes han crecido un 70% en lo que va de año

  • Seguridad

seguridad PYME

Los ataques más habituales son los fraudes en Internet, y suponen el 90% de los ataques que reciben en las empresas. 9 de cada 10 empresas y, particularmente, las pymes, han incrementado su inversión en ciberseguridad y también han invertido en ciberseguros, un mercado con un volumen de negocio de 500 millones en España.

Exsel ha publicado el informe Escudos 2021, que recoge que una de cada cinco pequeñas y medianas empresas españolas ha sufrido algún ciberataque en el último año. Los ataques más habituales son los fraudes en Internet, que se han convertido ya en el segundo delito más común en España, y suponen el 90% de los ataques que reciben en las empresas.   

Más de 300.000 pymes han sufrido ciberataques informáticos en lo que llevamos de 2021, un 70% más que en todo 2020 y más del doble que antes de la pandemia, siendo la principal vulnerabilidad la relacionada con ingeniería social. Responsable directa o indirectamente del 95% de los ciberataques, la ingeniería social ha repuntado tanto en volumen de ataques el último año, que se ha multiplicado por 8, como en efectividad, derivado de las circunstancias especiales del confinamiento y su impacto en la extensión del teletrabajo, unido al aprovechamiento de la coyuntura por los cibercriminales.

La pandemia disparó en un 2.000% el número de ciberamenazas, entre ellas un incremento del 95,17% en los incidentes de ramsomware, ya que la extensión precipitada y falta de formación a empleados y de medidas suficientes en ciberseguridad del teletrabajo ha proporcionado nuevas oportunidades que los atacantes comenzaron a aprovechar rápidamente y seguirán haciéndolo durante el mayor tiempo posible.

Como consecuencia de la pandemia, recrudecida en 2021, 9 de cada 10 empresas y, particularmente, las pymes, han incrementado su inversión en ciberseguridad de cara prevenir de los ataques informáticos. También han invertido en términos de transferencia del riesgo a través de la suscripción de ciberseguros, un mercado con un volumen de negocio de 500 millones en España y crecimientos sostenidos de dos dígitos.