Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Descubre cómo afectará la normativa sobre geobloqueo a tu e-commerce

  • Estrategias

comercio electronico

Orientado a impedir el bloqueo geográfico de los usuarios en las compras por Internet, el reglamento obliga a los vendedores online a ofrecer las mismas condiciones generales, de envío y de pago a todos los clientes, lo que representa un importante avance hacia el Mercado Único Digital.

Según datos de la Comisión Europea, solo el 37% de los comercios permite a los usuarios realizar compras desde otro país de la UE y hay sectores donde el geobloqueo es una práctica casi unánime: en la compra de electrodomésticos, por ejemplo, llega al 86%. Esto va a cambiar a partir del 3 de diciembre, fecha en la que entra en vigor el Reglamento dirigido a impedir el bloqueo geográfico de los usuarios en las compras por internet. El universo eCommerce sufrirá así cambios importantes a los que los vendedores deben ajustarse. Trusted Shops comparte las principales claves que los vendedores online deben tener en cuenta para que la normativa no les pille por sorpresa:

Los clientes tendrán derecho al libre acceso. Está prohibido bloquear el acceso a una página/tienda. Con dos excepciones: el traslado a otro sitio IP es posible pero sólo con permiso explícito del usuario, y se puede bloquear el acceso a un sitio determinado en caso que sea necesario por las leyes nacionales, como por ejemplo la Ley de Protección del menor.

Mismas condiciones generales. Los clientes deben poder adquirir productos en las mismas condiciones.

Mismas condiciones de envío. El comerciante no está obligado a entregar a todas personas en todos los lugares y todos los países, pero sí tiene la obligación de ofrecer a todos los clientes las mismas condiciones de entrega.

Mismas condiciones de pago. Ya es obligatorio aceptar pagos hechos por cuentas abiertas en otros Estados miembros, pero, además, los comerciantes no pueden aplicar distintas condiciones de pago por motivos relacionados con la nacionalidad, con el lugar de residencia o con el lugar de establecimiento de un cliente, con la ubicación de la cuenta de pago, con el lugar de establecimiento del proveedor de servicios de pago o con el lugar de emisión del instrumento de pago en la Unión Europea.

Derecho de retención. Existe la posibilidad de retener los productos siempre y cuando se den razones objetivas para ello, hasta que el comerciante reciba una confirmación de que la operación de pago se inició.

Con este reglamento, un paso significativo hacia el Mercado Único Digital, los comercios electrónicos estarán obligados a ofrecer las mismas condiciones a todos los consumidores europeos en la venta de productos tangibles, de servicios electrónicos y de servicios que se presten en un espacio físico determinado, como el pago de un hotel o las entradas a un concierto. Eso sí, la norma excluye de su ámbito los contenidos digitales protegidos con derecho de autor, como películas y series, música o libros electrónicos. No obstante, la Comisión Europea tiene previsto repasar este punto en 2020.