Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El 60% de los empresarios familiares prevén mejorar sus capacidades digitales

  • Estrategias

PYME movilidad

Las empresas familiares españolas empiezan a ser conscientes del impacto disruptivo de la digitalización. El 29% se confiesa vulnerable a los efectos del desarrollo de las tecnologías digitales, siendo la Inteligencia Artificial la mayor amenaza para sus negocios, por delante de otras tecnologías como Blockchain, Big Data o machine learning.

La innovación y la digitalización son dos de los grandes retos a los que se enfrentan los negocios familiares españoles. Así lo indica la Encuesta Mundial de la Empresa Familiar 2018 de PwC, que dibuja los desafíos a los que se enfrentan este tipo de organizaciones, que forman una parte capital del tejido empresarial español.

El 74% de los empresarios familiares españoles encuestados considera la necesidad de innovar como su principal reto, frente a un 67% que señala la digitalización y un 59% la competencia internacional, unas preocupaciones en línea con las de sus homólogos mundiales, que son muy conscientes de la importancia de la innovación (66%) pero también de la dificultad que tienen para acceder a las personas con el talento y con las capacidades necesarias para hacerlo (60%).

El documento revela que las empresas familiares españolas empiezan a ser conscientes del impacto disruptivo de la digitalización. El 29% de los encuestados se confiesan vulnerables a los efectos de desarrollo de las tecnologías digitales, aunque todavía hay un 57% que se considera poco vulnerables y, un 7% nada vulnerables. En consonancia con esta preocupación, un 60% de los empresarios familiares españoles tienen previsto hacer avances y mejoras significativas en sus capacidades digitales en los próximos dos años y, un 59% planea incorporar a profesionales con experiencia procedentes de fuera de sus compañías.

Cuando se les pregunta por qué tecnologías consideran que pueden suponer una mayor amenaza para sus negocios, el mayor número de menciones entre los empresarios españoles se las lleva la Inteligencia Artificial, muy por delante de otras como Blockchain, el Big Data, el machine learning, la impresión en 3D o a la conducción autónoma.

Otra gran preocupación de los empresarios familiares españoles es la competencia internacional, tanto la que ejercen las grandes multinacionales que están revolucionando la forma en la que se venden los productos, como la de startups digitales que, independientemente de su tamaño, son capaces transformar los mercados. El estudio muestra que el 81% de los empresarios familiares ya venden sus productos y servicios fuera de España y, en los próximos cinco años, tienen previsto aumentar, del 37% al 43%, el peso las exportaciones en sus ingresos.