La inflación está incrementando el gasto en TI de las empresas

  • Estrategias

dinero PC comercio

Los datos indican un aumento aproximado del 18-20% en los precios de portátiles y PCs, un aumento del 10-15% en los precios de los servidores y el almacenamiento, y un aumento del 5-7% en los precios del software empresarial, incluidos los precios de la nube IaaS. Asimismo, las tarifas medias por día de consultoría han subido un 5-7%.

La subida de precios afecta a todos los aspectos de nuestra vida cotidiana, y también se ha dejado notar en las TI. Así, en los últimos años, se ha visto una subida en los precios del hardware, causada por las interrupciones de la cadena de suministro de COVID-19 y la escasez de ciertas materias primas, ahora exacerbada por la guerra de Ucrania. El aumento de los precios del software y de los servicios también ha repuntado ahora, lo que se suma a los retos a los que se enfrentan los compradores de TI.

Los datos del grupo de investigación de precios de IDC indican un aumento aproximado del 18-20% en los precios de los clientes empresariales (portátiles y PCs) en los últimos dos años; un aumento aproximado del 10-15% en los precios de los servidores y el almacenamiento; y un aumento del 5-7% en los precios del software empresarial, incluidos los precios de la nube IaaS. En el mismo periodo, las tarifas medias por día de consultoría han subido un 5-7% a nivel global.

Muchos profesionales de las compras de TI se preguntan qué esperar en el futuro. Según Stephen Minton, de IDC, “es un momento complicado, con la presión al alza de los problemas logísticos, la guerra de Ucrania y la subida del precio del combustible. En IDC esperamos entre 18 y 24 meses más de elevadas tasas de inflación de las TI, en el rango del 7-8% en todas las categorías de TI, seguido de una moderación a tasas ligeramente inferiores a la media en los 2 o 3 años siguientes”.

Hay una serie de medidas que pueden tomarse para mantener el gasto de opex y capex bajo control, a pesar de la inflación:

--prolongar los ciclos de sustitución del hardware del usuario final y del centro de datos, dentro de lo razonable y sin dejar de prestar atención a la seguridad y la capacidad de actualización;

--supervisar los precios del hardware, el software y los servicios acuerdo por acuerdo para asegurarse de que se obtienen los mejores descuentos de su clase;

--racionalizar el patrimonio de software para evitar el pago de licencias o el mantenimiento de software que ya no se utiliza o es redundante;

--practicar una priorización de los proyectos de TI y desarrollo de software, con la aportación directa de la alta dirección, para evitar el gasto en actividades de bajo valor;

--evaluar sus acuerdos de subcontratación existentes y la prestación de servicios internos para comprobar la alineación con las tarifas actuales del mercado y los niveles de calidad; y

--optimizar sus despliegues de la nube IaaS para evitar el exceso de gasto con herramientas eficaces y una hoja de ruta procesable.