La nube seguirá acaparando la mayor parte del gasto en TI en 2023

  • Estrategias

Digital cloud

Tras el crecimiento del 18,8% previsto para este año, el gasto de los usuarios finales en servicios de nube pública registrará una nueva subida anual del 20,7% en 2023, señala Gartner. La mayor subida será para el segmento IaaS, que crecerá un 29,8%, mientras que PaaS y SaaS también crecerá un 23,2% y un 16,8%, respectivamente.

Las presiones inflacionarias actuales y las condiciones macroeconómicas están teniendo un efecto de empuje y atracción en el gasto en la nube. Prueba de ello es que Gartner pronostica que el gasto mundial de los usuarios finales en servicios de nube pública crecerá un 20,7% hasta alcanzar un total de 591.800 millones de dólares en 2023, frente a los 490.300 millones de dólares previstos en 2022. De cumplirse, superaría el pronóstico de crecimiento del 18,8% previsto para 2022.

Según Sid Nag, vicepresidente analista de Gartner, "la computación en la nube continuará siendo un bastión de seguridad e innovación, apoyando el crecimiento en tiempos de incertidumbre debido a su naturaleza ágil, elástica y escalable. Sin embargo, las organizaciones solo pueden gastar lo que tienen. El gasto en la nube podría disminuir si los presupuestos generales de TI se reducen, dado que la nube sigue acaparando la mayor parte del gasto en TI".

Crecen todos los segmentos cloud

Se espera que todos los segmentos del mercado de nube pública experimenten un crecimiento en 2023. Se pronostica que la infraestructura como servicio (IaaS) experimentará el mayor crecimiento del gasto del usuario final, cifrado en un 29,8%, hasta los 150.254 millones de dólares. Con todo, SaaS seguirá acaparando la mayor partida del gasto, con un total de 195.208 millones.

"IaaS naturalmente continuará creciendo a medida que las empresas aceleren las iniciativas de modernización de TI para minimizar el riesgo y optimizar los costes. Mover las operaciones a la nube también reduce los gastos de capital al extender los desembolsos de efectivo durante un período de suscripción, un beneficio clave en un entorno donde el efectivo puede ser crítico para mantener las operaciones", explica Nag.

Gartner espera que los segmentos PaaS y SaaS experimenten los impactos más significativos de la inflación debido a los desafíos de personal y el enfoque en la protección de los márgenes. Sin embargo, ambos segmentos seguirán experimentando un crecimiento continuo, con Gartner pronosticando un crecimiento del 23,2% para PaaS y del 16,8% para SaaS en 2023.

"Se requiere un salario más alto y personal más cualificado para desarrollar aplicaciones SaaS modernas, por lo que las organizaciones se verán desafiadas a medida que se reduzca la contratación para controlar los costes", añade Nag. "Pero dado que PaaS puede facilitar la generación de código más eficiente y automatizado para aplicaciones SaaS, la tasa de consumo de PaaS aumentará en consecuencia".