La nube distribuida y conectada se impone en la agenda de los CIOs

  • Transformación digital

Directivo

El CIO ve evolucionada su figura en las organizaciones modernas en su viaje hacia la transformación digital, ya que más del 56% tendrá responsabilidad de negocio digital el próximo año. La adopción de una estrategia digital first es un imperativo de negocio, por lo que los CIOs deben abordar la transformación del modelo de TI con foco en la nube.

En 2023, una de cada dos organizaciones generará más del 40% de sus ingresos a partir de la venta de productos y servicios digitales, según IDC, que prevé que más del 56% de los CIOs tendrá responsabilidad de negocio digital el próximo año. Así lo ha confirmado la consultora en el CIO Summit 2022, que prevé que la adopción de una estrategia digital first es un imperativo de negocio, y que los CIOs deben abordar un proceso de transformación de modelo de TI con foco en la nube.

Para IDC, la conectividad en la nube se ha convertido en uno de los pilares fundamentales de esta transformación, junto con el acceso de próxima generación, arquitecturas híbridas, virtualización de redes, mayores niveles de monitorización, inteligencia y automatización. Por tanto, en la agenda de los CIOs se impone la nube distribuida y conectada con el objetivo de aprovechar la analítica del dato como palanca para incrementar la productividad de las organizaciones y generar nuevos productos o servicios digitales.

Sostenibilidad, trabajo híbrido y ciberseguridad

La sostenibilidad ha emergido con fuerza a lo largo de 2022. De hecho, el 72% de las organizaciones españolas ya considera la sostenibilidad como una de las principales prioridades de negocio y el 40% de las organizaciones la habrá incorporado de manera completa en las operaciones para el año que viene.

En el evento también se ha hecho hincapié en el futuro del trabajo. Según los datos que ha aportado IDC, este mercado alcanzará los 235.000 millones de dólares en 2024 en Europa, y un crecimiento del 18% respecto a este mismo año en España para el año que viene. Las empresas empiezan a reconocer que los modelos de trabajo híbridos serán ubicuos ante una cifra abrumadora, ya que se estima que en tres años el 42% de los empleados serán trabajadores híbridos.

Finalmente, el volumen y la variedad de las amenazas, así como la probabilidad de que se vean comprometidas, obliga a las empresas y por tanto a sus CIOs a reconsiderar el enfoque. Según la última encuesta de IDC, el 90% de las empresas está abordando un cambio de estrategia de TI donde la ciberseguridad es una de las tres principales prioridades de inversión ante el exponencial incremento de las amenazas y que más del 70% del tiempo del equipo de ciberseguridad se dedica a administrar herramientas.