Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Claves para elegir un buen software de facturación

  • Productividad

Contabilidad_factura_dinero

El software de facturación es la herramienta con la se va a trabajar en un plazo de tiempo muy largo y debe permitir automatizar una gran cantidad de tareas. Si la empresa se equivoca en esta elección, es probable se arriesgue a la pesada tarea de hacer una migración más adelante.

Más sobre Tendencias TI

Informe IT Trends 2019: La realidad digital de la empresa española en datos

¿Cómo gestionar los riesgos y la seguridad en 2019? 

Índice de interconexión global

Smart cities, conectando puntos para crear un futuro más inteligente

SophosLabs 2019 Threat Report

Construyendo las plataformas digitales del futuro

No todos los programas de facturación son igual de útiles para una empresa. Por eso es muy recomendable informarse bien sobre las características del programa de gestión, además de probar una demo antes de empezar a utilizarlo. Desde Futuro Informática ofrecen los siguientes consejos para elegir bien:

--Debe ser funcional. Da igual que los gráficos no sean espectaculares, siempre y cuando el software sea funcional. Hay programas con diseños increíbles, pero luego no permiten llevar a cabo algunas operaciones básicas, o tienen un servicio de atención al cliente lamentable.

--Ser adecuado a la legislación. El programa de gestión que se use debe ser adecuado a la legislación de cada sector de mercado y del país. Así también debe estar adecuado a los cambios de legislación que se puedan producir. Lo ideal es que se puedan personalizar datos como el tipo de IVA, ya que no todos los productos o servicios llevan el mismo tipo, las ventas al extranjero no llevan IVA, etc.

--Que no sólo sirva para hacer facturas. Un software de facturación no debe quedarse en un simple programa para hacer facturas. Debería incluir muchas más funcionalidades extras. Hacer albaranes o presupuestos, sin ir más lejos, son actividades comunes en el día a día de las empresas.

--Que permita automatizar tareas. Para que un programa de facturación sea útil, debe permitir automatizar tareas repetitivas y ser automatizado. Si existen clientes a los que se le envían facturas periódicamente, lo ideal es que se pueda determinar un correo electrónico al cual se enviará una nueva factura, con los datos actualizados, el día X de cada mes.

--Que trabaje con gráficos. Lo que separa un simple programa de facturación de un programa de gestión es la información que ofrece para trabajar. El uso de gráficos de ingresos y gastos, hacer comparativas con años anteriores y acumular datos.

--Fácil de utilizar. Un programa intuitivo también influye mucho a la hora de trabajar con él. Hay programas que pueden tener todas las funcionalidades, pero su usabilidad deja mucho que desear. Un programa fácil de entender y manejar ahorrará tiempo para que se pueda gestionar bien un negocio, así como aprovechar todas sus funcionalidades.

--Un buen soporte técnico. Siempre hay que recurrir a ayuda extra para poder realizar algunas operaciones. Es normal cuando se empieza a trabajar con un programa nuevo. Lo ideal es que ese soporte técnico trabaje de forma profesional, tenga una respuesta rápida y brinde toda la ayuda necesaria para poder manejar el nuevo software de gestión.