Consejos para que las pymes aprovechen las ventajas de las ventas digitales

  • Productividad

comercio electronico

El comercio electrónico se ha convertido en un instrumento importante para la supervivencia de muchas pequeñas y medianas empresas, pero disponer de una plataforma de e-commerce no es suficiente. En su Manual de Buenas Prácticas, Grupo QDQ reúne tres consejos para poder aprovechar realmente la inversión que se realice.

 

- Tener mentalidad de ecommerce: el comercio digital no es únicamente vender por Internet: tiene algunas reglas particulares y requiere de un cambio de planteamiento, de forma de pensar. La venta pierde parte del factor humano y el trato con el cliente es más distante, por lo que es necesario ser mucho más claro a la hora de presentar los productos. El proceso de compra es también diferente, ya que el cliente compra, pero el envío del producto y cumplir con los plazos de entrega son factores adicionales que influyen en la experiencia de usuario. Hay que contemplar el ecommerce como un proyecto aparte, complementario a la actividad regular, que es necesario atender a diario.

- Cuidar el escaparate online: el cliente no va a poder entrar en el comercio y probar los artículos, hacer preguntas… La página web y el escaparate online son la carta de presentación de un ecommerce y muchas veces deciden si un cliente se queda a comprar o se marcha a otro sitio. Hay que tener buenas fotografías de los productos, con descripciones útiles y detalladas, es recomendable que haya comentarios de otros usuarios contando su experiencia en la tienda y tampoco hay que olvidar de establecer un canal de comunicación directa en caso de que surja alguna duda.

El cliente debe poder hacerse una idea de cómo es el producto o el servicio de un vistazo, conocer el coste, tiempo que tarda el envío en llegar… Hay que encontrar el equilibrio entre la estética y la funcionalidad, ya que hay proporcionar la información adecuada y necesaria sin dejar de lado el diseño y que sea agradable de navegar por la tienda. Al igual que se cuida de que el escaparate esté limpio y que los productos estén ordenados y bien presentados, es necesario cuidar los detalles de la tienda online para que la experiencia del usuario sea la mejor posible. De lo contrario, causaremos que el usuario abandone rápidamente nuestra web.

- Dinamizar la actividad: dinamizar un ecommerce no es algo muy diferente a dinamizar un comercio tradicional. Se puede aprovechar la estacionalidad para crear ofertas especiales, rebajar productos, destacar productos según disponibilidad de stock… Sólo hay que estar atento a hacer los cambios pertinentes en la tienda y a crear campañas de promoción en redes sociales. Es importante que la actividad de un comercio online sea constante, bien actualizando el blog (si se tiene) con nuevo contenido, realizando actualizaciones en redes sociales de forma diaria e incluso planteándose con realizar alguna campaña SEM para dar mayor impulso a alguna acción en particular. Internet es un medio mucho más dinámico y se busca más la inmediatez, por lo que hay que estar atento a crear contenido que se ajuste a estos parámetros.