Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

3 de cada 10 ex-empleados aún tiene acceso a archivos de su antiguo trabajo

  • Seguridad

Seguridad empleado

3 de cada 4 empleados admite haber trabajado con documentos que contienen diferentes tipos de datos confidenciales, y cerca de un tercio de los trabajadores admite compartir sus credenciales de usuario y contraseña con un compañero.

Las empresas se exponen a un mayor riesgo de pérdida de datos si no ponen freno a determinadas acciones de sus empleados, tanto actuales como antiguos. De hecho, según datos de Kaspersky Lab, hasta un 30% de los empleados españoles que ya no trabaja en una compañía sigue teniendo acceso a archivos y documentos, aunque ya no estén en plantilla, lo que pone en riesgo la integridad de los datos y la supervivencia de la empresa. Los antiguos empleados pueden utilizar estos datos para su propio beneficio, por ejemplo, en un nuevo puesto de trabajo, o pueden borrarlos o dañarlos accidentalmente.

La sospecha ante un acceso no autorizado a los archivos de trabajo puede proceder de los trabajadores que ya no están en la empresa, pero que no han sido dados de baja del servicio de correo electrónico corporativo, de la aplicación de mensajería o de los documentos de Google. La situación es especialmente preocupante, ya que estos activos pueden estar protegidos por derechos de autor o incluir datos confidenciales que, si se divulgan, podrían ser utilizados por los ciberdelincuentes o los competidores en su propio beneficio. También puede acarrear sanciones y demandas por parte de los clientes como resultado de la violación de un acuerdo de confidencialidad (NDA) o de la legislación de protección de datos.

Entre los encuestados españoles que participaron en el estudio de Kaspersky Lab, el 75% admitió haber trabajado con documentos que contienen diferentes tipos de datos confidenciales. Asimismo, algo menos de la mitad, (45%) encontró accidentalmente información confidencial sobre salarios e incentivos mientras trabajaban. Si un empleado puede encontrarse de forma fortuita con este tipo de información sensible, también lo puede hacer un hacker.

El problema del acceso a los activos también se pone de manifiesto por el hecho de que cerca de un tercio (32%) de los trabajadores admite compartir sus credenciales de usuario y contraseña con un compañero. Este acceso incontrolado a los datos a veces puede dar lugar a brechas y ciber incidentes, pero, en la mayoría de los casos, es probable que se produzcan interrupciones en el trabajo, pérdida de tiempo y de energía asociada con la recuperación de los archivos perdidos.