Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El retail español afronta su digitalización

  • Transformación digital

tienda online pyme

Para la mayoría de los empresarios del sector, la transformación digital consiste en estar presente en Internet y que puedan localizar tu negocio, y menos en vender a través de internet, disponer de big data o acompañar al cliente en su compra. Las pymes que venden online optan por marketplaces y webs intermediarias.

Internet es clave para las empresas del sector retail, tanto que éstas prevén doblar su presencia online en cinco años. Así se desprende del estudio de ESADE ‘Actitud de los empresarios del retail ante la transformación digital’, que indica que, en los dos últimos años, las ventas online se han incrementado un 14,2% en el sector retail español. Las ventas online se han incrementado entre las grandes en un 18,3%. Le siguen de cerca los comercios pequeños, con una subida del 15,1%, mientras que las medianas se han quedado rezagadas, creciendo un 9,7%.

Según el informe, las grandes empresas de la distribución operan mayoritariamente a través de sus propias webs de ecommerce, con un 65,7% que así lo hacen. En cambio, las pequeñas y las medianas prevén crecer en marketplaces y webs intermediarias, aprovechando las oportunidades que les ofrecen.

Para la mayoría de los empresarios del retail, la transformación digital consiste en “estar presente en Internet y que puedan localizar tu negocio”. Entre las grandes y las medianas empresas, este porcentaje alcanza el 74,3% y 73%, respectivamente, mientras que en las pequeñas se reduce al 64,3%. A esta presencia en internet le sigue implantar las nuevas tecnologías (un 63,7%, sobre todo, en el caso las medianas), desarrollar habilidades y procesos internos para adaptarse al nuevo entorno (un 59,3%, sobre todo entre las grandes), y comunicar a través de las redes sociales. Sin embargo, la muestra del estudio asocia en menor proporción la transformación digital a vender a través de Internet, disponer de big data, o acompañar al cliente antes, durante y después de la compra.

El 61,4% de los empresarios opinan que la era digital exige el conocimiento de las necesidades y los hábitos de consumo de los clientes como paso previo para producir, distribuir y satisfacer. El 56,3% de la muestra tiene claro que este proceso no será exitoso sin el liderazgo de la propiedad y de la dirección.

El 53,4% de las pequeñas empresas, el 61,8% de las medianas y el 85,7% de las grandes han empezado a tomar medidas sobre todo durante el período 2012-2016, el cual ha sido clave para el empuje digital en el sector retail. En un 23,2% de los casos han modificado la propuesta de valor; en un 21,1%, han aumentado las ventas online; en un 19,3%, han mejorado los márgenes del negocio; en un 17,7%, han introducido grandes cambios logísticos; en un 16,8%, han modificado el modelo de monetización. Por otro lado, las empresas analizadas afirman que tanto el modelo de negocio como el perfil de los trabajadores se ha modificado, un 16,8 y un 15,4%, respectivamente.

Cerca de dos tercios de la muestra considera que el gobierno estatal, el autonómico y el local deben ser los primeros en ayudarles al cambio, aunque no disculpan en este cometido ni a las empresas, ni a las Cámaras de Comercio ni a las asociaciones patronales. Las grandes creen que el marketing digital es el instrumento de mayor impacto (65,7%), frente a las medianas y pequeñas que son más reticentes (39,3% y 39,5%).