Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Sólo el 22% de las empresas medianas invierte más de un 5% en digitalización

  • Transformación digital

pyme_empresa_emprendedor_equipo

Si bien el 78% de las empresas medianas españolas entrevistadas consideran muy relevante la digitalización para su supervivencia en el largo plazo, los recursos financieros que realmente le dedican son limitados. La restricción de costes y la carga de trabajo de los empleados frenan la adopción de las nuevas tecnologías.

La digitalización se ha convertido en un aspecto clave en el mundo de los negocios, pudiendo suponer la diferencia entre el ser o no ser. En esta situación se encuentran muchas de las empresas medianas, para las que la digitalización se ha convertido en un aspecto capital para su viabilidad. Así se desprende de la European Private Business Survey 2019, elaborada por PwC a partir de la opinión de más de 2.443 compañías de tamaño medio en la UE, según la cual, el 78% de las empresas medianas españolas entrevistadas, y el 65% de las europeas, consideran muy relevante la digitalización para su supervivencia en el largo plazo, y solo un 6% piensa que este aspecto no tendrá peso.

Esta necesidad de digitalizar y de aplicar las nuevas tecnologías se da en empresas medianas de todos los sectores de actividad, pero, especialmente, las de servicios financieros (84,6%), energía (76,6%), salud (71,4%), transporte (68,6%), distribución (65,7%) y servicios (65,1%), entre otros.

El informe, no obstante, revela una contradicción entre la importancia que dan a la digitalización y los recursos financieros que le dedican. En España, por ejemplo, solo el 22% de las compañías entrevistadas tienen previsto destinar más del 5% de sus inversiones totales a la digitalización, muy lejos de las compañías medianas de países como Dinamarca, Noruega o Suecia, que piensan emplear entre el 42% y el 50% de su inversión al ámbito digital.

Quizás pueda influir la excesiva dependencia que las compañías medianas españolas tienen de sus recursos propios a la hora de financiar sus procesos de digitalización. Según el estudio, el 75% de las españolas lo hará tirando de recursos propios y, sólo el 8% y el 7% piensa acudir a los mercados de capitales o al private equity, respectivamente.

En cuanto a los obstáculos a los que se enfrentan las empresas medianas en la puesta en marcha de las nuevas tecnologías, los principales son la restricción de costes (47%), la carga de trabajo de los empleados (40%) y la falta de expertise (36%). Sobre los pasos que las compañías españolas ya han llevado a cabo en materia de digitalización, el 52% dice contar con una estrategia digital, el 50% con algún tipo de laboratorio de innovación o de incubadora, y el 45% con proyectos digitales en estado piloto.

Finalmente, preguntadas por la relevancia que le dan a las que en PwC denomina las ocho tecnologías esenciales: Inteligencia Artificial, impresión en 3D, realidad aumentada, blockchain, Internet de las Cosas, robótica, realidad virtual y drones, las compañías medianas europeas consideran que el Internet de las Cosas (46%), la robotización (33%) y la Inteligencia Artificial (23%) son, por este orden, las tres tecnologías más importantes para sus negocios, una opinión en la que coinciden también las empresas españolas.