Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El uso la inteligencia artificial será clave para las entidades bancarias

  • Transformación digital

Bankia-Teams

Una cosa que ha quedado clara durante la pandemia es la importancia de escuchar y apoyar a los clientes durante los períodos de crisis. Como señala Auriga, las instituciones financieras que utilizan plataformas tecnológicas basadas en datos pueden mejorar significativamente la experiencia del usuario, la satisfacción y las ventas.

Los bancos tradicionales deberían poder comprender, gestionar e integrar la inteligencia artificial (IA) en toda su infraestructura para seguir siendo competitivos. Y es que, la IA puede tener un fuerte impacto en la relación entre el banco y sus clientes, actuales y potenciales.

Las interacciones con todos los puntos de contacto y cajeros automáticos del banco generan datos valiosos sobre clientes tanto potenciales como actuales, los cuales se pueden recopilar para profundizar en su satisfacción, comportamiento o riesgo de abandono, para luego diseñar una experiencia del cliente aún más personalizada. Una herramienta de inteligencia artificial puede ayudar sistemáticamente a la recopilación, análisis y clasificación de esos datos, así como devolver otra serie de datos que puedan alimentar los sistemas de señalización digital, la gestión de documentos en el mostrador, las solicitudes de citas con asesores específicos y mucho más.

Un ejemplo de solución que permite a los bancos comprender mejor las necesidades de los clientes es Bank4Me de Auriga, que conecta digitalmente a los clientes a través de canales bancarios de audio y video en las sucursales bancarias en tiempo real. Esta solución puede resultar muy valiosa en los tiempos actuales de cambios sin precedentes.

Las soluciones NextGenBranch de Auriga utilizan IA para ofrecer viajes personalizados al cliente, tomando nota de la actividad que el cliente desea realizar y proporcionando comunicaciones relevantes, informativas y útiles para ayudarle a hacerlo.

Los algoritmos de aprendizaje automático analizan tendencias históricas clave en la base de clientes de los bancos y el análisis predictivo puede pronosticar operaciones, detectar fraudes, mejorar la gestión de riesgos y ofrecer mantenimiento predictivo para el hardware para maximizar la rentabilidad y garantizar el máximo tiempo de actividad de la infraestructura bancaria.