La transformación digital es un reto para las microempresas

  • Transformación digital

Acelera PYME

Las microempresas han tenido una evolucio´n muy positiva en lo que respecta a conexión de banda ancha ultrarrápida y ciberseguridad. Sin embargo, la capacitación en competencias digitales, la integración de nuevas tecnologías aplicadas a la transformación digital de los procesos y el comercio electrónico muestran deficiencias.

El tamaño de las empresas constituye un factor decisivo en el grado de digitalización y de penetración de tecnologías. Asi se señala en el último Informe de digitalización de las pymes 2021 publicado por ONTSI que ofrece una visión comparada de la transformación digital entre las microempresas (negocios de 0 a 9 empleados) y las pymes y grandes (de 10 o más empleados). En lo que se refiere a la conexión a Internet, la brecha, entre pymes y grandes empresas y microempresas se ha reducido; sin embargo, continúa siendo de 20 puntos porcentuales, si bien ahora son dos tercios las microempresas que tienen cable y fibra óptica.

La posesión de conexión de banda ancha ultrarrápida (con velocidades de descarga superiores a 100 Mbps) permite un mejor aprovechamiento de los recursos digitales de las compañías y de los servicios tecnológicos, por ello es relevante indicar que actualmente, la mayor parte de las empresas en España que acceden a Internet por medio de banda ancha fija tienen velocidades de bajada iguales o superiores a 100 Mbps. Entre las pymes y grandes compañías el porcentaje asciende al 67,8%, mientras que entre los negocios de menos de 10 empleados se sitúa en el 57,1%.

En materia de aplicación de medidas de ciberseguridad, las microempresas han tenido una evolución muy positiva. Si bien solo el 57% de estas habían aplicado en 2019 alguna medida de seguridad tecnológica, en 2020 este dato subió al 70,2%. Sin embargo, la brecha con respecto a las pymes y grandes compañías sigue siendo elevada, situándose en 26,1 puntos porcentuales la diferencia.

El reto para las microempresas sigue siendo muy relevante en la mayoría de los ámbitos contemplados por el índice de digitalización. La capacitación relacionada con las competencias digitales, la integración de nuevas tecnologías aplicadas a la transformación digital de los procesos, y el comercio electrónico de productos y servicios, muestran diferencias muy elevadas ente los distintos segmentos de empresas, siendo factores muy deficitarios en particular entre las de menos de 10 empleados.