Tecnologías clave para impulsar la transformación digital de la pyme

  • Transformación digital

Fujitsu innovacion tecnologia

La digitalización pone a disposición de las pymes unas capacidades que antes solo estaban al alcance de grandes empresas y que les aportan agilidad, flexibilidad y seguridad para ser competitivas en este nuevo ecosistema. La conectividad de banda ancha fija y móvil, y las aplicaciones de ERP y CRM, están entre las tecnologías básicas para impulsarla.

La introducción de tecnología en la operativa y los procesos de las pymes puede ayudarlas a enfrentar los retos impuestos por su pequeño tamaño, y a mejorar su estrategia de negocio y su resiliencia ante un entorno incierto y cambiante. La digitalización contribuye a la reducción de costes de la empresa al optimizar los procesos existentes, pues permite medirlos y controlarlos con precisión. Además, proporciona nuevos canales para conocer mejor los mercados en los que se mueve la compañía, y para llegar a nuevos clientes potenciales. DigitalES ha identificado una serie de tecnologías cuya adopción se considera clave de cara a impulsar la transformación digital de la pyme:

• Conectividad de banda ancha fija y móvil, como columna vertebral de cualquier acción de digitalización. En el primer trimestre de 2021, el 85,3% de las empresas de menos de 10 empleados disponía de ordenadores, una cifra bastante más baja que la que presentan las de mayor tamaño, donde prácticamente la totalidad disponen de este dispositivo. La proporción de negocios con conexión a internet es igualmente baja, menos del 83%. En este campo de la dotación de infraestructuras las microempresas tienen un déficit importante, que impide que puedan acometer la transformación requerida.

• Puesto de trabajo digital y teletrabajo, como garantía para la flexibilidad y la resiliencia de la organización. La flexibilidad en la forma de trabajar a través de la modalidad del trabajo en remoto solamente es aplicada por un 21% de las microempresas, frente al 50% de las de mayor tamaño.

• Aplicaciones digitales de gestión (ERP) y ofimática. En el caso de las de menos de 10 empleados, tan solo el 9,7% hacen uso de sistemas ERP, mientras que más de la mitad de las de más de 10 lo aplican.

• Plataformas de gestión de clientes (CRM), como una solución para administrar y analizar las interacciones con clientes, anticipar necesidades y deseos, optimizar la rentabilidad, aumentar las ventas y personalizar campañas de captación de nuevos clientes. La proporción de microempresas que disponen de herramientas CRM es similar al caso anterior, un 10,4%, cuando en las de más tamaño esta es del 41%.

• Herramientas de ciberseguridad y copias de la información corporativa de negocio en la nube. Solamente el 59,2% de las empresas de menos de 10 empleados disponen de algún tipo de medida de ciberseguridad, mientras que el 91% de las de más de 10 trabajadores las implementan.

• Soluciones de tienda online y páginas web. Casi el 80% de las empresas de más de 10 empleados disponen de web corporativa, pero en las de menos la proporción es mucho menor, menos del 30%.

• Plataformas de internet de las cosas (IoT) que permitan conectar el mundo digital y el mundo físico, con el objetivo de posibilitar la recogida de información, la atención de dispositivos distribuidos geográficamente, la gestión de flotas o la videovigilancia, entre otras muchas funciones. El IoT es algo que todavía no ha conocido una implantación masiva en nuestro tejido productivo, pues el porcentaje de empresas que disponen de algún tipo de desarrollo en este sentido es el 27,7%, y en el caso de las microempresas, el 8,4%.

• Herramientas de marketing digital, cuyo objeto es procesar un gran volumen de información, para acelerar los procesos y mejorar los resultados.

• Servicios de inteligencia empresarial, que comprenden desde tecnologías de análisis inteligente a plataformas de almacenamiento masivo de datos (big data). El uso de big data entre las empresas es minoritario, apenas un 11% lo utilizan, mientras que entre las de menos de 10 empleados la cifra es del 3,1%.

• Sistemas de inteligencia artificial para la predicción de escenarios y el apoyo a la toma de decisiones. El caso de la inteligencia artificial es parecido al del IoT, apenas lo aplican un 3,4% de las microempresas.