Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Samsung apuesta por productos de memoria de alto rendimiento y eficiencia energética

  • Estrategias

datacenter hiperescala

La creciente demanda de servidores está otorgando una mayor importancia a las soluciones de memoria de bajo consumo. Desde que lanzó su "Green Memory Campaign" en 2009, Samsung ha estado introduciendo soluciones de memoria con una eficiencia energética maximizada año tras año, como parte de su compromiso de contribuir a la protección del medio ambiente.

La mayoría de los datos electrónicos se almacenan en centros de datos, que consisten en una red masiva de servidores cuyo funcionamiento requiere una gran cantidad de electricidad, y aquí es donde radica el potencial para el futuro de la tecnología de memoria eficiente energéticamente.

Las unidades HDD o SSD es donde se almacenan los datos en los servidores. SSD es un dispositivo de almacenamiento basado en memoria flash NAND y ofrece un mayor rendimiento que el HDD basado en disco, mientras utiliza un 50% menos de energía. Con los desarrollos recientes, la DRAM necesaria para la informática también se ha optimizado para funcionar mejor y consumir menos electricidad.

Samsung calcula que reemplazar HDD por SSD en todos los servidores de centros de datos lanzados en 2020 permitiría ahorrar 3 teravatios-hora (TWh) de energía por año. La actualización de la DRAM del servidor de DDR4 a la nueva DDR5 tendría el efecto de ahorrar 1TWh. Estos ahorros de energía ascienden a 4TWh, que es lo suficientemente grande como para encender todas las luces de las calles de Corea durante todo un año, o alimentar todas las casas del país durante un mes.

Además, se requiere electricidad adicional para enfriar las decenas de miles de servidores. Es por eso que muchos centros de datos se encuentran en países nórdicos, donde tienen acceso al aire más frío y al agua de mar necesarios para la refrigeración. Cuanta menos energía se use en el centro de datos al adoptar más SSD y DDR5, menos calor se genera, lo que finalmente hace que se necesite menos electricidad para el proceso de enfriamiento. Se puede ahorrar un total de 3TWh de electricidad por año siguiendo este proceso. Un ahorro de energía combinado de 7TWh es suficiente electricidad para reemplazar 2,5 plantas de energía de carbón.

La creciente demanda de servidores impulsada por el rápido crecimiento de los datos y la continua innovación en semiconductores están otorgando una mayor importancia a las soluciones de memoria de bajo consumo. Samsung Electronics conoce desde hace tiempo el valor y el potencial de la memoria de bajo consumo. De hecho, desde que lanzó su " Green Memory Campaign" en 2009, ha estado introduciendo soluciones de memoria con una eficiencia energética maximizada año tras año, como parte de su compromiso de contribuir a la protección del medio ambiente.

Además, varias de sus iniciativas de sostenibilidad en los procesos de fabricación han sido reconocidas. Así, Samsung Electronics se convirtió en la primera compañía en la industria de semiconductores en obtener una serie de certificaciones ambientales, incluidas las certificaciones Carbon Footprint y Water Footprint y el Zero Waste to Landfill Validation of Gold Level.

El camino a seguir para Samsung Memory es claro: producir productos de alto rendimiento y eficiencia energética, y a su vez, capacitar a todos los usuarios para que participen en salvar el planeta.

Más información

La tecnología de almacenamiento permite a las empresas disponer de la capacidad necesaria para poder gestionar sus datos. Si quiere conocer más sobre la propuesta de Samsung Storage puede consultar este enlace.