Análisis de datos: la asignatura pendiente en las pymes

  • Estrategias

Big Data crecimiento

Hoy por hoy, existe una falta de adopción de esta tecnología que está ligada con la escasa digitalización. Entre las barreras para la adopción de la analítica de big data en las pymes destaca el acceso a las herramientas digitales adecuadas, la estructura para almacenar, consolidar y mantener los datos, y el cambio cultural necesario.

El ‘Informe de digitalización de las pymes 2021’, elaborado por Red.es y el Observatorio Nacional de Tecnología y Sociedad (ONTSI), revela que son muy pocas las pequeñas y medianas empresas que se aventuran en el mundo de la analítica avanzada y el business intelligence, sea cual sea su sector. Concretamente, durante el último año, sólo 3 de cada 100 pequeñas empresas en España aprovecharon el poder de la analítica de big data.

En todos los mercados analizados en el informe se identifica un escenario similar: son pocas las empresas, sea cual sea su tamaño, que apuestan por el análisis de datos como parte de su negocio. Diferenciando por segmentos y tamaño de empresas, en los autónomos, el grado de adopción del big data es del 1,1% en sectores como la industria, la construcción, el comercio mayorista y el sector inmobiliario, mientras que en las pymes, el uso de los datos para la toma de decisiones es un poco mayor, pero con mucho margen de crecimiento; sector del automóvil (3,3%), en el comercio minorista (3,9%),  entre los profesionales científicos y técnicos (4,5%), en logística y transporte (4,8%)  y los más altos son las agencias de viajes (6,3%) y el sector de las TIC  (8,9%).

Como afirma Sergio Riolobos, director de Empresas de Orange, “los datos dan forma al mundo digital. Cualquier elemento conectado a Internet los genera y son susceptibles de ser recopilados. Sin embargo, para sacarles todo el partido hay que ir más allá del almacenamiento. El verdadero poder de los datos está en el análisis y en la transformación de los mismos en información valiosa para las empresas. Una información que permite a las empresas tomar mejores decisiones”.

Importantes barreras

El business intelligence ofrece un valor muy importante para los negocios y cada vez se generan más herramientas que facilitan la implementación de esta tecnología en empresas de menor tamaño. Sin embargo, existe una gran barrera de adopción de esta tecnología que está ligada con la falta de digitalización. Según los datos que recoge el ‘Plan de digitalización de pymes’, del Ministerio de Asuntos Económicos y Transición Digital, solo el 17 % de las pymes ha integrado con éxito las tecnologías digitales en su negocio, frente al 54 % de las grandes empresas.

El informe señala también que las pequeñas y medianas empresas tradicionales suelen tener dudas a la hora de elegir su estrategia digital y tienen problemas para aprovechar su potencial. Así, entre las barreras para la adopción de la analítica de big data en las pymes, destacan:

--El acceso a las herramientas digitales adecuadas, tanto por desconocimiento como por falta de presupuesto, dos obstáculos que pretende ayudar a solventar la iniciativa Kit Digital.

--La estructura para almacenar, consolidar y mantener los datos. Sin una recopilación y una consolidación adecuadas, hay que saber extraer la información valiosa de los datos. En las empresas pequeñas y medianas es habitual disponer de fuentes de datos de diferentes orígenes. Gracias al proceso de digitalización, este análisis, la recopilación y extracción de datos se podrá realizar de manera autónoma y automática.

--El cambio cultural necesario. A veces el desconocimiento que existe en el mundo de la transformación digital, crea cierta resistencia a dar el paso a pesar de las ventajas que ofrece. Por ejemplo, el análisis de big data puede mejorar en poco tiempo la estrategia de marketing de una empresa o ayudar a detectar ineficiencias en el modelo de negocio en cualquiera de sus procesos: producción, venta y post venta.