Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La Automatización Robótica de Procesos va calando en la empresa española

  • Productividad

Automatizacion

Las organizaciones perciben que el despliegue del software de automatización robótica de procesos (RPA) es una estrategia clave para facilitar las tareas de los empleados de mejora de satisfacción del cliente y gestión de cargas de trabajo. La automatización robótica se despliega en los sectores de ventas y marketing, HR & legal y atención al cliente.

La RPA o Automatización Robótica de Procesos va creciendo de una forma paulatina. La inversión en automatización de procesos en Europa crece a una tasa del 34,5% hasta alcanzar los 1.229 millones de euros en 2022, y en España, el mercado se doblará en los próximos años, creciendo a tasas del 50,1% anual hasta 2021, señala IDC Research España. Eso sí, en nuestro país esta cifra se concentrará en pocas empresas.

La adopción de RPA está siendo progresiva en España, siendo Banca, IT, Manufacturing y Utilities los sectores que más se están adaptando. Y es que las organizaciones perciben que el despliegue del software de automatización robótica de procesos es una estrategia clave para facilitar las tareas de los empleados de mejora de satisfacción del cliente y gestión de cargas de trabajo, mediante la automatización de flujos de trabajo repetitivos, imitando las operaciones humanas.

Para las empresas, la automatización de procesos de gestión de datos y el análisis de datos ofrece ventajas consistentes, entre ellas destacan la eficiencia operativa y reducción de costes. Otra muy importante ventaja que ofrecen los procesos RPA es que esta automatización robótica de los procesos es un garante de calidad y evita errores. Son conscientes que la automatización ayuda a que el lugar de trabajo evolucione hacia un entorno diferente y más productivo, en el que los seres humanos participan en procesos de alto valor. Los sistemas automatizados se encargan del trabajo más tedioso o repetitivo. La inteligencia artificial no puede reemplazar la inteligencia de un ser humano y, por ello, la automatización se convierte en el mejor “ayudante” del profesional.

Los expertos de IDC recomiendan pensar en el desarrollo e implementación de una estrategia de RPA que simplifique en un primer momento los procesos existentes, y posteriormente automatice aquellos procesos que se pueden automatizar, generando las eficiencias y ahorros potenciales esperados. La aplicación puede ser utilizada en diversos escenarios, por lo que se esperan soluciones muy específicas personalizadas a las necesidades puntuales que tengan las empresas.