Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El nuevo año traerá consigo grandes cambios al espacio de trabajo

  • Productividad

2020 tendencias seguridad

En 2020, el trabajo cambiará de manera dramática, y los modelos flexibles y las tecnologías digitales liderarán la transformación. Las empresas que los adopten crearán formas de trabajo más inteligentes y flexibles que implicarán a sus empleados, desbloquearán la innovación y ofrecerán una gran cantidad de oportunidades.

A pesar de los avances tecnológicos y el surgimiento de una nueva generación de trabajadores, la forma en que trabajamos no ha cambiado mucho en el último siglo. La mayoría de las empresas todavía organizan el trabajo en torno a grandes centros de trabajo, a menudo en áreas metropolitanas grandes y costosas, y luego hacen todo lo posible para contratar y retener talento. Pero todo eso está a punto de cambiar.

Envalentonados por el mercado laboral más exigente que el mundo haya visto jamás, los empleados exigen una forma de trabajo más simple, inteligente y flexible, y en 2020 lo conseguirán. Para competir, las empresas se verán obligadas a:

• Adoptar nuevos modelos de trabajo distribuido que les permitan aprovechar el mejor talento, incluso en las ubicaciones más remotas.

• Equilibrar a los empleados a tiempo completo con una fuerza laboral en ascenso como empleados freelance o ‘gig’, que tienen las habilidades modernas que más se demandan.

• Integrar una tecnología de trabajo más inteligente que pueda simplificar las tareas e informar y guiar a los trabajadores para que rindan al máximo.

Al igual que la línea de ensamblaje revolucionó la fabricación, Citrix señala cuatro tendencias clave transformarán la forma en que se realiza el trabajo:

1) Los modelos de trabajo flexibles entrarán en juego. En el próximo año, McKinsey & Company estima que habrá una escasez de 95 millones de trabajadores de mediana a alta cualificación en todo el mundo. Y a medida que más empresas rediseñan sus negocios para impulsar la transformación digital, descubren que muchos de sus empleados no tienen las habilidades necesarias para ejecutar sus planes. Para superar estos desafíos, las empresas deben considerar modelos de trabajo más flexibles que amplíen el grupo de talentos y traigan a la fuerza laboral a trabajadores cualificados inactivos.

Con el poder de los espacios de trabajo digitales, las empresas pueden llegar y comprometerse con este grupo de talentos sin explotar, que ahora pueden trabajar varios días a la semana o unas pocas horas al día, donde sea que se encuentren.

2) Los empleados se rebelarán contra la tiranía de la tecnología empresarial. La rápida proliferación de dispositivos móviles, aplicaciones y canales de chat ha hecho que el trabajo sea complejo. Los estudios muestran que el empleado típico es interrumpido y obligado a cambiar entre aplicaciones, correo electrónico y canales de chat más de 400 veces al día, o aproximadamente cada 40 segundos. Según algunas estimaciones, dedicamos solo el 15% de nuestro tiempo a un trabajo real consciente y de valor añadido, lo que le está costando a las empresas 7.000 millones de dólares al año en pérdida de productividad.

Los empleados quieren la misma simplicidad en el trabajo que tienen en sus vidas personales. En 2020, las empresas aprovecharán espacios de trabajo inteligentes para entregarlo, proporcionando automáticamente acceso a todas las aplicaciones y conocimientos que las personas necesitan para realizar su trabajo de una manera unificada y personal que organice, optimice y guíe el trabajo, y elimine las distracciones y el ruido para que los empleados puedan concentrarse en lo que hacen, y hacerlo mejor.

3) Los empleados se relacionarán con la tecnología del lugar de trabajo de maneras totalmente nuevas. Los empleados no se llevarán sus portátiles a todas partes con ellos, sino que accederán a las aplicaciones y los conocimientos que necesitan desde cualquier dispositivo conectado a su espacio de trabajo digital, que les dará acceso seguro y fiable para trabajar donde y cuando lo necesiten.

Los espacios de trabajo digitales inteligentes comprenderán las necesidades de un usuario y le proporcionarán información y tareas clave en tiempo real en cualquier dispositivo que necesite y prefiera usar, incluidos tablets, smartphones e incluso wearables. Cuando un trabajador necesite una respuesta o completar una tarea, le pedirá a su asistente virtual que la recupere. Del mismo modo, el trabajo no tendrá límites. 5G proporcionará acceso ubicuo a Internet y el trabajo ya no estará limitado por paredes ni atado a puntos de conexión inalámbrica. Y a medida que las fuerzas de trabajo distribuidas se convierten en la norma en lugar de la excepción, los espacios de reunión serán comunes. Si un equipo no puede estar físicamente en la sala de reuniones, las tecnologías AR y VR harán parecer como si lo estuvieran.

4) El trabajador aumentado estará a lo suyo. La tecnología finalmente ejercerá su labor y realizará automáticamente tareas rutinarias para que los empleados puedan centrarse en el trabajo estratégico y de creación de valor. Los asistentes virtuales aprobarán automáticamente los gastos por debajo de cierto umbral. Cuando se cierra un acuerdo, los empleados no necesitarán iniciar sesión en cuatro sistemas diferentes. Las capacidades inteligentes y los micro flujos integrados en espacios de trabajo digitales llegarán a través de múltiples aplicaciones y lo moverán automáticamente al sistema de registro.

Más información 

Los procesos de transformación digital en los que están inmersos la mayoría de las empresas está afectando a la fuerza laboral, que está viendo cómo su puesto de trabajo se está transformando para hacerse cada vez más digital. Si quieres saber cómo está evolucionando el puesto de trabajo y de qué manera Citrix ayuda a ganar en productividad, sólo tienes que consultar este enlace.