Los líderes empresariales europeos adoptarán el trabajo híbrido tras la pandemia

  • Productividad

Cultura de trabajo hibrido

El 93% de las organizaciones europeas están poniendo en marcha políticas e infraestructuras para prepararse para un lugar de trabajo posterior a la pandemia, y el 42% están invirtiendo en nuevas tecnologías y soluciones para apoyar una mano de obra híbrida, incluidas herramientas y tecnología de comunicación.

El 89% de las empresas europeas tendrá una fuerza laboral híbrida tras la pandemia. Así lo indica una investigación realizada por Owl Labs, que muestra que solo el 11% de los líderes empresariales europeos esperan que sus empleados regresen a la oficina a tiempo completo. Además, el 92% de las organizaciones europeas están dispuestas a explorar políticas progresistas después de la pandemia, incluida la introducción del trabajo desde cualquier lugar (42%), una semana de cuatro días (39%) y vacaciones ilimitadas (22%).

Al considerar por qué los empresarios se están moviendo hacia un modelo de trabajo más flexible, la rentabilidad juega un papel importante. Cerca de dos tercios (62%) de los líderes empresariales europeos señalan que el trabajo híbrido hace que las empresas sean más rentables, siendo las empresas (más de 1000 empleados) las más propensas a pensar así (73%) frente a las pequeñas y medianas empresas (55%).

A medida que las empresas continúan adaptándose a trabajar en un entorno COVID-19, más de un tercio (39%) de los líderes empresariales europeos anticipan que el Covid-19 seguirá afectando el funcionamiento de su negocio hasta por seis meses. La mayoría cree que el trabajo remoto e híbrido ha impactado positivamente en su negocio, y la mayoría afirma que ha impactado positivamente en el bienestar de los empleados (52%) y los costes comerciales (50%).

Las organizaciones europeas ya están planificando con anticipación un entorno de trabajo post-pandemia, con el 63% que planea mantener la misma cantidad de espacio de oficinas, incluso con el aumento del trabajo híbrido. Solo el 11% planea deshacerse de sus oficinas por completo. En una medida que puede no ser bien recibida por los empleados, el 29% de los líderes empresariales planean usar aplicaciones de productividad para monitorizar la actividad de los empleados remotos.

A medida que las empresas pasan al trabajo híbrido y flexible, la tecnología juega un papel crucial para permitir este cambio. Como resultado, el 93% de las organizaciones europeas están poniendo en marcha políticas e infraestructuras en el lugar de trabajo para prepararse para un lugar de trabajo posterior a la pandemia. Esto incluye al 42% de las empresas europeas que invierten en nuevas tecnologías y soluciones para apoyar una mano de obra híbrida.

Las principales actividades que las empresas están llevando a cabo para preparar sus lugares de trabajo ahora y después de la pandemia son invertir en herramientas y tecnología de comunicación (Slack, Zoom, cámaras de conferencia, etc.) (36%), adoptar medidas continuas de distanciamiento social para los empleados en la oficina (35%) y proporcionar equipos en el hogar y en la oficina para que los empleados puedan trabajar fácilmente desde ambos lugares (33%).