Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Adopta un enfoque de seguridad centrado en el usuario

  • Seguridad

seguridad perimetro

Los usuarios son cada vez más móviles, por lo que el perímetro debe ser lo más dinámico posible. Visibilidad, Control y Protección son los tres pilares en los que se basa Citrix Secure Digital Perimeter, una herramienta que securiza todo el entorno de trabajo digital integrado en Citrix Workspace, incluyendo el contenido, las aplicaciones y los dispositivos.

Las estrategias de defensa frente a los ciberataques ya se centran más en el usuario y menos en el ataque en sí, en conocer a ese usuario y sus costumbres como un indicador de actividad maliciosa. Se trata de un cambio que va de la mano de una idea: internet es el nuevo perímetro que debemos securizar. Y es que las aplicaciones y los datos se mueven fuera del centro de datos tradicional y los usuarios son cada vez más móviles, por lo que el perímetro debe ser lo más dinámico posible. Ahí es donde actúa Citrix Secure Digital Perimeter, un perímetro dinámico de seguridad centrado en las personas, en su actividad, que rodea al usuario, las aplicaciones, el contenido y la red en entornos híbridos, multinube y con diferentes dispositivos.

Citrix Secure Digital Perimeter proporciona un nuevo marco de seguridad basado en:

--Visibilidad: Ofrece una visión de las acciones del usuario: quién, qué, dónde y cómo.

--Control: Proporciona un marco de políticas de actuación para hacer cumplir las acciones de permitir o denegar.

--Protección: Proporciona una defensa activa al identificar y detener el software defectuoso.

Asegurar una empresa es una lucha constante entre la experiencia del usuario y la protección del usuario. Por un lado, si se bloquea demasiado el acceso, tanto la experiencia como la productividad sufren. Por otro, la protección demasiado relajada aumenta la probabilidad de brechas de seguridad.  Por eso, encontrar el equilibrio correcto requiere visibilidad, control y protección del usuario final, porque adoptar un enfoque de seguridad centrado en el ataque deja a las organizaciones navegando a ciegas, en una postura reactiva y esperando el próximo ataque. Aquí es donde brilla el Secure Digital Perimeter de Citrix: conoce al usuario y puede distinguir entre el comportamiento normal y potencialmente malicioso.