El 76% de los pequeños negocios españoles consideran la ciberseguridad muy importante

  • Seguridad

emprendedor startup pyme

Más del 80% de los emprendedores en España cree que ser víctima de un ciberataque es "bastante o muy probable", la mayoría de los cuales considera el malware como su amenaza principal, seguido del phishing y del ransomware. Solo el 30% de las pequeñas empresas españolas ha implementado soluciones de seguridad en su web.

La seguridad debe ser un pilar principal en cualquier empresa, incluso en la más pequeña, un aspecto que ha estado en un segundo plano, pero la tendencia está cambiando. Según la “Encuesta sobre la Seguridad de las Páginas Web - 2021” realizada por GoDaddy, el 76% de los pequeños negocios españoles encuestados consideran que la ciberseguridad es muy importante.

El temor a ser víctima de un ciberataque está claro, ya que más del 80% de los encuestados en nuestro país piensa que es bastante probable o muy probable sufrirlo. La concienciación de los emprendedores sobre estos riesgos va más allá, ya que el 81% de los propietarios de pequeños negocios encuestados considera el malware como su amenaza principal, mientras que un 79% destaca el phishing y un 64% señala que el ransomware es el ciberataque que más les preocupa.

Casi el 60% de los emprendedores cree que el mayor impacto de sufrir un ciberataque sería la pérdida de confianza de sus clientes. Sin embargo, y aunque la concienciación sobre este riesgo ha mejorado, solo el 30% de las pequeñas empresas españolas afirma haber implementado soluciones de seguridad para ayudar a proteger su página web.

El aumento de las ciberamenazas hace necesario aumentar el nivel de protección de los sitios web y las ofertas de eCommerce y, por esta razón, desde GoDaddy señalan cinco claves para ayudar a mantenerlos más seguros:

--Certificado SSL: el 82% de los usuarios considera este certificado una de las soluciones más importantes para la seguridad de su página web. Mantener la privacidad de los datos transmitidos es importante para la seguridad de los clientes, protegiendo la información bancaria y de tarjetas de crédito frente a los posibles ciberataques.

--Copias de seguridad: haber hecho copias de la información de un pequeño negocio y de sus clientes puede ser un seguro contra problemas relacionados con la seguridad que pueden afectar a una web. Disponer de una copia de seguridad es algo muy básico, pero que se convertirá en la mejor tabla de salvación frente a un hackeo y permitirá con mayor facilidad restaurar todos los contenidos, datos de los clientes, diseños de la página web y otros elementos del mismo. De hecho, el 78% de las pequeñas empresas españolas entiende que realizar copias de seguridad es una de las medidas de seguridad más relevantes.

--Contraseñas robustas: por comodidad y rapidez son muchas las personas que prefieren usar la misma clave para todos los servicios, pero esto supone un gran riesgo para la ciberseguridad. Utilizar una combinación fuerte que cuente con símbolos, números, mayúsculas, minúsculas y que, además sea diferente para cada servicio, puede significar una fuerte protección. También se puede considerar una herramienta de gestión de contraseñas para ayudar a mantenerlas almacenadas de forma más segura.

--Actualizaciones del sistema al día: es muy importante tener cualquier aplicación, plugin o plantilla instalada con las actualizaciones al día en los sistemas informáticos de los dispositivos. Todas estas herramientas pueden ser vulnerables ante cualquier fallo de seguridad y manteniendo sus sistemas y dispositivos actualizados con el último software y parches de seguridad, puede ayudar a proteger la presencia online de su negocio.

--Herramientas de monitorización de la seguridad: la investigación muestra que un 37% de las pequeñas empresas españolas cree más probable que los ciberataques afecten a las grandes compañías, pero lo cierto es que el malware no discrimina, muchos ciberataques se realizan de forma automática y a un gran número de webs a la vez, así que ser un pequeño negocio no es ninguna garantía frente a la ciberdelincuencia.