En España hubo una media de 160 ataques por empresa a lo largo de 2021

  • Seguridad

ciberseguridad ataque

Los ataques indirectos representan el 61% de todos los ciberataques del año pasado, frente al 44% del año anterior. En respuesta a este crecimiento, más del 80% de las empresas afirman que sus presupuestos de ciberseguridad se han incrementado el año anterior, alcanzando hasta un 15% del gasto total en TI.

El informe “Estado de la ciberresiliencia 2021” de Accenture revela que el 85% de los CISOs están de acuerdo o muy de acuerdo con que la estrategia de ciberseguridad está desarrollada teniendo en cuenta objetivos empresariales, como el crecimiento o la cuota de mercado, y que para un 81% "mantenerse un paso por delante de los atacantes es una batalla constante y el coste es insostenible".

De acuerdo con el estudio, hubo una media de 270 ataques por empresa a lo largo del año, un aumento del 31% respecto a 2020. Si observamos los resultados de la muestra efectuada en España, el incremento de los ciberataques es significativamente mayor, con una subida del 236%, llegando a 160 ataques frente a los 48 del año anterior.

El informe destaca la necesidad de extender los esfuerzos de ciberseguridad más allá de los propios límites de la empresa a todo su ecosistema, señalando que los ataques indirectos -es decir, los ataques a una organización a través de la cadena de suministro - siguen creciendo. Por ejemplo, a pesar de que dos tercios (67%) de las organizaciones creen que su ecosistema es seguro, los ataques indirectos representan el 61% de todos los ciberataques del año pasado, frente al 44% del año anterior.

En cuanto al gasto en ciberseguridad, el 82% de los encuestados aumentó su gasto en ciberseguridad -tanto a nivel global como en España-. Los presupuestos en seguridad TI alcanzan ahora hasta un 15% del gasto total en TI, 5 puntos porcentuales más que el declarado en 2020.

Con todo, a pesar de que la mayoría de los encuestados creen en la seguridad de la nube, el 32% afirma que la seguridad no ha sido parte del debate sobre la nube desde el principio y que están intentando ponerse al día. Los motivos que impiden la adopción de la nube giran en torno a problemas de seguridad: alrededor de un tercio de los encuestados comentan que un gobierno y unas normativas deficientes son un problema, que la seguridad en la nube es demasiado compleja y que no tienen, a nivel interno, las habilidades para estructurar un marco adecuado de seguridad en la nube.