Las pymes adoptan las tecnologías asociadas a la digitalización de manera desigual

  • Transformación digital

pyme trabajadores

La inversión en Cloud en España se triplicará hasta 2023 según un estudio de IDC Research España. Pese a situarse como punta de lanza de la Transformación Digital, Madrid y Cataluña son las únicas comunidades con porcentajes de empresas que utilizan servicios cloud superiores al 30%.

La transformación digital, con la adopción de servicios cloud a la cabeza, se perfila como la gran respuesta de las pymes a la nueva realidad de los negocios para los próximos años. Según IDC Research, la inversión en Cloud va, prácticamente, a triplicar su volumen con respecto a la cifra de negocio que tenía en 2018, llegando a los 2.800 millones de euros en España en 2023. A estas previsiones se suman los pronósticos de entidades nacionales y supranacionales que vaticinan que 2020 será el año del salto tecnológico para las pequeñas y medianas compañías. De hecho, el objetivo del Plan Digital de la CEOE para este año es que el 90% de las pymes adopten soluciones digitales.

Pues bien, aunque las previsiones de inversión en nuevas tecnologías para los próximos años son más que halagüeñas, la situación a día de hoy muestra un panorama de desigualdad preocupante. La penetración de las nuevas tecnologías refleja grandes diferencias entre las diferentes regiones. Según el ONTSI, el Cloud Computing, que se sitúa como punta de lanza de la Transformación Digital, tiene una fuerte implantación en Madrid y Cataluña, siendo éstas las comunidades con mayor número de empresas que utilizan servicios Cloud, y las únicas con porcentajes superiores al 30%. En el extremo contrario, destacan las empresas de Castilla-La Mancha, Cantabria, Ceuta y Melilla, donde el porcentaje de empresas que compró algún servicio de Cloud Computing en 2018 estaba por debajo del 12%.

Por otra parte, las soluciones de Big Data, que serán fundamentales para el futuro desarrollo empresarial en todos los ámbitos, gracias a su aplicación en el Machine Learning o la Internet de las Cosas, también muestra fuertes diferencias a nivel territorial. Así, cabe destacar que las zonas con mayor proporción de empresas que utilizan análisis de Big Data son las de Cataluña, Comunidad Valenciana, Región de Murcia y Andalucía. Mientras tanto, a la cola de esta clasificación encontramos al País Vasco, Ceuta y Castilla y León, con porcentajes por debajo del 8% en cuanto al uso de esta tecnología.

“Aunque la utilidad de estas nuevas tecnologías permite augurar un rápido crecimiento entre las pymes españolas, es fundamental que los empresarios, en todas las regiones y sectores, sean conscientes de la importancia de dar el salto al mercado digital sin demora. Es el momento de confiar en las nuevas plataformas tecnológicas, de forma integral y de la mano de profesionales cercanos, que conozcan el mercado y las necesidades de los clientes locales. Ya se trate de crear una tienda online, una intranet, una aplicación de Big Data o de Realidad Virtual, las empresas y regiones que se queden atrás en la Transformación Digital hoy, corren el riesgo de perderse la próxima gran revolución de la industria”, declara Nieves Franco, CEO de Arsys.