Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El 76% de las empresas impulsará cambios de TI como resultado del COVID-19

  • Transformación digital

Fujitsu innovacion tecnologia

El 33% planea aumentar sus presupuestos de TI en 2021. Si bien las empresas continuarán invirtiendo en tecnología emergente, los planes de adopción disminuirán, especialmente entre las empresas más pequeñas, que primarán necesidades más urgentes como actualizar la infraestructura obsoleta y proteger al personal remoto.

A pesar de la desaceleración del crecimiento de los ingresos corporativos como resultado de la pandemia, el COVID-19 es un catalizador del cambio, lo que impulsa a las empresas a continuar invirtiendo en tecnología para respaldar y asegurar una fuerza laboral remota. Así lo indica el estudio anual de Spiceworks sobre el estado de las TI, que revela que el 76% de las empresas planea hacer cambios de TI a largo plazo como resultado del COVID-19 y el 44% planea acelerar los planes de transformación digital. Entre las empresas que participaron en el estudio, el 33% planea aumentar sus presupuestos de TI en 2021, en comparación con el 44% del año anterior, mientras que el 17% de las empresas espera que los presupuestos de TI disminuyan.

De manera similar a los hallazgos de oleadas anteriores, reemplazar la infraestructura de TI obsoleta y las crecientes preocupaciones de seguridad estarán entre los principales impulsores del crecimiento del presupuesto el próximo año. Pero, con más de la mitad de las empresas que planean mantener las políticas de trabajo flexible de forma permanente, el trabajo remoto seguirá impulsando nuevos gastos. Entre las empresas que aumentarán el gasto en TI en 2021, los factores influirán que en el crecimiento del presupuesto son una mayor prioridad en los proyectos de TI (45%), los cambios en las operaciones de negocio durante COVID-19 (38%) y la necesidad de respaldar una fuerza de trabajo remota (36%).

A medida que trabajar de forma remota se convierta en la nueva normalidad, las necesidades de TI cambiarán. Como en años anteriores, el hardware seguirá representando la mayor parte de los presupuestos de TI en 2021. Pero como porcentaje del presupuesto total, el gasto previsto en esta categoría se ha reducido significativamente en los últimos dos años: del 35% en 2019 al 31% en 2021, a medida que las empresas aumenten el gasto en servicios gestionados y en la nube.

Además, si bien las empresas continuarán invirtiendo en tecnología emergente, se espera que los planes de adopción disminuyan significativamente año tras año, especialmente entre las empresas más pequeñas, lo que privará de prioridad a las funciones de vanguardia en favor de necesidades más urgentes, como actualizar la infraestructura obsoleta y proteger al personal remoto.

Al mismo tiempo, las empresas de más de 1.000 empleados adoptarán tecnologías emergentes seleccionadas a una tasa hasta 5 veces superior a la tasa de las pequeñas empresas (1-99 empleados) durante los próximos dos años, como es el caso de Blockchain (9% de adopción actual entre las pequeñas empresas frente al 53% entre las empresas). Además, las grandes empresas adoptarán tecnología de automatización de TI, realidad virtual, edge computing, contenedores, 5G y VDI a tasas significativamente más altas que las pymes.