Empresas y entidades públicas reconocen la importancia de las nuevas tecnologías

  • Transformación digital

empresa tecnologia

A mayor tamaño de la empresa se incrementa la importancia atribuida a las nuevas tecnologías para un futuro inmediato, siendo los servicios vinculados a la nube y aquellos que tienen que ver con la conectividad los más implantados. La presencia de planes de digitalización aumenta ligeramente, especialmente en las grandes empresas.

En los últimos meses el proceso de digitalización se ha acelerado de forma exponencial en todas las empresas y Administraciones Públicas. Así lo pone de manifiesto el IV Estudio sobre el estado de digitalización de las empresas y administraciones públicas españolas de Vodafone, que muestra el creciente protagonismo que ha desempeñado el teletrabajo durante los meses de la pandemia. En el caso de las grandes empresas la implantación del teletrabajo asciende al 94%, mientras que el teletrabajo en microempresas se ha duplicado hasta alcanzar un 30% durante los meses de pandemia.

Las empresas españolas consideran que contaban con las soluciones necesarias para la implementación del teletrabajo en la pandemia. De hecho, la mayoría de las empresas se autopercibe como “preparada”, siendo el segmento de las grandes empresas y las pymes donde esta percepción obtiene sus mayores porcentajes (87% y 84% respectivamente).

Para facilitar el teletrabajo, las tecnologías que han aportado una mayor utilidad han sido las soluciones de conectividad, servicios en la nube (pública y privada), aplicaciones de videoconferencia, herramientas de colaboración, acceso remoto al puesto de trabajo y sistemas de seguridad en red o en la nube. También han tenido una gran transcendencia aquellas tecnologías que han permitido llegar de forma remota a los clientes como el marketing digital, el comercio electrónico y las aplicaciones de pago. En general, los servicios vinculados a nube o cloud y, en un segundo lugar, aquellos que tienen que ver con la conectividad son los más implantados en las empresas y Administraciones Públicas españolas. Las pequeñas empresas y autónomos disponen de 2,4 servicios frente a los 6,7 de las grandes empresas y también son quienes menos contratación de este tipo de soluciones han hecho desde que comenzara la pandemia del Covid-19.

En el futuro todas las organizaciones planean reducir el teletrabajo, pero las empresas de todos los tamaños continuarán en niveles ligeramente superiores a la situación previa a la pandemia. Sin embargo, en el caso de las Administraciones Públicas el porcentaje de teletrabajo podría mantenerse en un 55%, previéndose así un incremento notable respecto a la situación previa.

A mayor tamaño de la empresa se incrementa la importancia atribuida a las nuevas tecnologías para un futuro inmediato. Consideran estas como muy importantes o bastante importantes un 57% de las microempresas, un 68% de las pymes, un 82% en el caso de las grandes empresas y para el 84% de las AAPP.

Todos los tipos de empresas coinciden en citar la crisis del Covid-19 como su mayor preocupación, seguida de la preocupación por la situación económica general y la pérdida de facturación/ventas y la evolución de su sector como otros aspectos relevantes. Si bien la digitalización no aparece como una preocupación de las empresas, la inquietud por la ella va incrementándose según aumenta el número de empleados de la empresa. Hay que destacar aquí que son las Administraciones Públicas, las que mayor preocupación muestran por este aspecto, otorgándole una nota de 7,8 sobre 10.

La digitalización beneficia a las empresas aportando principalmente eficiencia en procesos y mejoras en la comunicación con clientes. Las organizaciones estudiadas consideran que están aún inmersas en el proceso de digitalización de sus organizaciones y solo una parte de ellas ha llegado a un nivel avanzado. En este contexto, es el segmento de las microempresas las que se perciben menos preparadas, donde un 48% reconoce estar en un nivel ‘básico’. Son las grandes empresas donde se sitúa el mayor porcentaje de nivel ‘avanzado’, con un 42%, aunque siguen reconociendo una amplia margen de desarrollo. Respecto a las barreras para avanzar en la digitalización, la necesidad de contar con el talento adecuado se hace más patente.

Respecto a la presencia de planes de digitalización, aumenta ligeramente en todas las empresas, en mayor medida en las grandes organizaciones, aunque el porcentaje que asigna una partida específica para el desarrollo de este plan se estabiliza y se mantiene en un 47% en las pequeñas empresas, un 49% en las pymes, un 60% en las grandes empresas y un 57% en el caso de las Administraciones Públicas que afirman tener asignado un presupuesto para desarrollar su plan.