Sólo el 13% de las pymes españolas está en una etapa avanzada de digitalización

  • Transformación digital

PYME movilidad

Únicamente cuatro de cada diez pymes tienen página web, y tan solo el 7% de estas webs incorporan funcionalidades e-commerce. 1,5 millones de pequeñas y medianas empresas, autónomos y micropymes podrían utilizar los Fondos Europeos para mejorar su capacitación y adoptar herramientas digitales.

Durante el último año, pymes y autónomos se han apoyado en la digitalización de procesos y servicios y han reforzado su presencia en Internet para poder continuar con su actividad, lo que se ha traducido en un incremento de la demanda de soluciones de marketing digital. Sin embargo, pese a esta tendencia creciente, actualmente sólo el 13% de las pymes españolas se encuentra en una etapa avanzada de digitalización; el 40% mantiene un nivel medio y, la mayoría, el 46%, un nivel bajo.

Así, aunque el 90% de las compras se inician en Internet, únicamente cuatro de cada diez pymes tienen página web, y tan solo el 7% de estas webs incorporan funcionalidades e-commerce. Afortunadamente, con la ayuda de los Fondos Europeos de Recuperación, el 86% de las pymes españolas podría dar un salto significativo en su transformación digital.

De los 140.000 millones de euros de los Fondos Europeos que corresponden a España entre 2021 y 2026, el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Gobierno destinará casi 5.000 millones a la digitalización de las pymes en los próximos cuatro años, con el fin de impulsar su crecimiento, competitividad e internacionalización.

1,5 millones de pequeñas y medianas empresas, autónomos y micropymes podrán utilizar estas ayudas públicas para mejorar su capacitación y adoptar herramientas digitales, incluyendo páginas web, aplicaciones para la gestión empresarial, marketing digital o canales de venta por Internet.

Los fondos se dividen en diversas categorías, incluyendo el programa Digital Toolkit (herramientas para dar visibilidad a los negocios en el mundo de internet, para integrar el e-commerce, facturación electrónica, programas de gestión automatizada…), e iniciativas para mejorar la conectividad o impulsar la creación de start-ups. De esta manera, las pymes podrán beneficiarse de las múltiples ventajas que aporta la digitalización, como la optimización de procesos, la captación de nuevos clientes o una mayor eficiencia. Para ello, se vuelve fundamental abordar la transformación digital desde una perspectiva de 360 grados, que implique todas las áreas del negocio, desde su presencia en Internet hasta la gestión interna.