Una cuarta parte de las empresas españolas consideran que están altamente digitalizadas

  • Transformación digital

transformacion_digital_administracion_publica

El 15% de las empresas españolas aún no ha empezado su proceso de digitalización. Si bien es cierto que las grandes corporaciones son conscientes de la necesidad de aplicar la tecnología para ser más competitivas, las pymes están teniendo más dificultades para iniciar este proceso. Para revertir esta situación, el Gobierno ha lanzado el programa Kit Digital.

El proceso de digitalización es un requisito imprescindible para todos aquellos negocios que deseen operar con éxito en un escenario económico y social cada vez más familiarizado con el uso de las nuevas tecnologías. Esta transformación es inherente a todos los sectores y se caracteriza por ofrecer a todo tipo de compañías la posibilidad de optimizar procesos, mejorar la competitividad y ofrecer un valor añadido a los clientes. Por estos motivos, según el ‘Informe Adaptación Digital 2022’ realizado por IEBS Digital School, el 59,5% de las empresas en España ha iniciado el proceso de digitalización, y el 25,4% considera que su empresa está altamente digitalizada. En contraposición, el 15,1% asegura no haber iniciado la transformación digital, por lo que más del 70% de las compañías no tienen los niveles de digitalización óptimos y, por lo tanto, deberían invertir en este proceso.

Si bien es cierto que las grandes corporaciones son conscientes de la necesidad de aplicar la tecnología para ser más competitivas, las pymes están teniendo más dificultades para iniciar este proceso. Para revertir esta situación, el Gobierno ha desarrollado el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, una estrategia que canaliza los recursos económicos aportados por la Unión Europea y que destinará el 28% de las inversiones a la transición digital de las infraestructuras económicas. Esta estrategia contempla el programa Kit Digital, una iniciativa dirigida exclusivamente a la digitalización de pequeñas y medianas empresas. Desde ANOVO comparten cuatro tips básicos para iniciar el proceso de digitalización en todo tipo de negocios:

1. Elaborar un plan de transformación digital. Para iniciar el proceso de digitalización es necesario valorar el punto de partida en el que se encuentra la compañía y analizar cuál es el punto de digitalización que se quiere alcanzar. Para ello, es recomendable tener en cuenta cuál es el nivel de digitalización, tanto de la competencia como del conjunto del sector en el que se opera, y realizar una hoja de ruta para establecer los pasos a seguir.

2. Incorporar talento tech. La incorporación de talento digital es imprescindible en un proceso de digitalización. Los perfiles especializados aportarán valor a la compañía y ayudarán a que la transición sea más organizada y efectiva.

3. Implementar herramientas digitales. El primer paso para la digitalización de una compañía es identificar qué tipo de herramientas digitales son más útiles para el negocio. Si el nivel de digitalización es muy bajo, un muy buen primer paso es apostar por las herramientas de almacenamiento de datos, impulsar la presencia en el ecosistema digital e incorporar herramientas de gestión orientadas a cuestiones como el seguimiento de proyectos o el control de tareas.

4. Implicar a la plantilla en la transición. El capital humano tiene un papel fundamental en el proceso de digitalización y debe ser informado de todos los cambios que se vayan a producir en el negocio. Además, es necesario concienciar a la plantilla sobre la importancia que tienen en esta transformación y se recomienda invertir en la formación y actualización de habilidades para así facilitar su proceso de adaptación a las nuevas herramientas.