La transformación digital no está siendo secundada por el tejido empresarial español

  • Transformación digital

pyme digitalizacion usuario

La caída de la inversión en TIC en 2021 ha sido estrepitosa, cifrada en un 6% global sólo en el último año, caída que llega al 21% en el caso de las pequeñas empresas, señala UGT. Cuanto más pequeña es una firma, menos implantación de nuevas tecnologías existe. Además, un 80% de las empresas nunca forma a sus empleados en nuevas tecnologías.

La cuarta edición del estudio “Digitalización de la Empresa española” elaborado por UGT, correspondiente al ejercicio 2021-2022, vuelve a poner de manifiesto la renuncia del tejido empresarial a modernizarse, tecnificar y digitalizarse. El análisis se ha vertebrado entre las diversas brechas digitales que presentan las empresas en España, destacando aquellos aspectos más relevantes que vuelven a poner en muy mal lugar a nuestro tejido productivo:

--Brecha de Sensibilización: relativa a la ausencia de implicación que asola a nuestro tejido empresarial, contrario a modernizarse. La caída de la inversión en TIC en 2021 fue estrepitosa, un 6% global sólo en el último año (acumulando un 10% desde 2019). Tal desplome llega al 21% en el caso de las pequeñas empresas.

--Brecha Tecnológica: responde a las diferencias de adopción entre las diferentes tecnologías. Por ejemplo, destaca la buena evolución en la adopción de la Inteligencia Artificial y el big data (3,5% y 2,35% interanual, respectivamente). Lo mismo es aplicable al comercio electrónico, con un 30% de las empresas ya vende por Internet (3 puntos más), aunque estos avances son muy tibios si se comparan con nuestros vecinos europeos. Sin embargo, el número de empresas que poseen medidas de seguridad TIC desciende un 3%.

--Brecha Laboral: en relación al empleo. Un 80% de las empresas nunca forma a sus empleados en nuevas tecnologías. Es decir, 13,7 millones de personas trabajadoras no recibió ni un curso sobre tecnología en 2021. El número de expertos en TIC aumenta tan solo 0,6%, hasta un 17%. En 2015, este porcentaje de compañías se cifraba en un 25%. El número de empresas con vacantes tecnológicas sin cubrir apenas supera el 4%.

--Brecha Interempresarial: cuanto más pequeña es una firma, menos implantación de nuevas tecnologías existe. Un 14% de las microempresas no cuenta con un ordenador, un 19% no tiene conexión a Internet (ni fija ni móvil) y hasta 70% no tiene web propia. Este grupo representa un 38% de nuestro tejido productivo.

La UGT vuelve a hacer hincapié en la necesidad de llevar a cabo una revolución digital en las empresas, alegando que cualquier cosa que no sea una digitalización profunda y masiva, será un error que puede tener consecuencias negativas en toda una generación. En consecuencia, el sindicato exige a los empresarios que se sumen a la revolución digital de forma inmediata, apoyándose en el diálogo social y en el consenso, para construir una economía, una sociedad y un mercado de trabajo moderno, justo y competitivo.