Solo el 10% de las compañías está aprovechando todo el potencial que ofrece la nube

  • Transformación digital

empresa crecimiento

Un 40% de las empresas ya incluye las iniciativas de modernización y crecimiento en la nube como pilares de su actual plan estratégico, porcentaje que llegará al 80% en un par de años, pero solo el 34% ha establecido acuerdos estratégicos a largo plazo con proveedores de nube e hiperescaladores.

El rediseño de los procesos de negocio, así como la transición a la nube del mapa completo de sistemas e infraestructuras que le dan apoyo, serán los protagonistas absolutos de la próxima ola de transformación digital de empresas y Administraciones públicas, según el Informe Ascendant Madurez Digital 2022 de Minsait, una compañía de Indra.

“Hasta ahora, la digitalización se ha centrado en los procesos de relación con el cliente y la inteligencia de negocio, pero en general no se ha avanzado lo suficiente en las aplicaciones que soportan los sistema críticos de la organización, como puedan ser las cadenas de aprovisionamiento, la fabricación de productos, o el procesamiento de servicios y tecnologías legadas. La digitalización tampoco ha entrado de lleno en los sistemas de recursos humanos ni en los económico financieros. De lo que estamos hablando ahora es de modernizar y migrar todos los sistemas de forma integral a infraestructuras de nube con garantías de seguridad y soberanía del dato. Se trata de dar un paso imprescindible para cerrar el gap entre nativos digitales y jugadores tradicionales”, recalca Silviano Andreu, director de Estrategia e Innovación en Minsait.

Modernización y crecimiento de la nube

Lo cierto es que solo el 10% de las compañías cree estar aprovechando al máximo el potencial que ofrece la nube. Capturar ese potencial pasa por llevar a la nube y modernizar los sistemas tecnológicos que soportan el conjunto de las operaciones en la organización, para poder anticipar diferentes escenarios y facilitar la adaptación del modelo de negocio ante cambios en las fuentes de suministro, los modelos de fabricación, los mercados objetivo y las variaciones de la demanda, ganando en flexibilidad.

Del informe se desprende que un 80% de las más de 100 compañías analizadas comparte dicha visión, al afirmar que su principal motivación para embarcarse en un proceso tan complejo es la garantía de ganar en flexibilidad estratégica y operativa, imprescindible para garantizar su permanencia en un escenario de cambio, presente y futuro, marcado por la incertidumbre. De este modo, un 40% de las empresas ya incluye las iniciativas de modernización y crecimiento en la nube como pilares de su actual plan estratégico, porcentaje que llegará al 80% en un par de años.

La apuesta estratégica por parte de la dirección hacia las iniciativas de crecimiento y modernización en la nube necesita de un fuerte impulso en forma de cierre de acuerdos, dotación de recursos, búsqueda de talento y definición de planes de gestión y seguimiento para llegar a buen puerto. La realidad es que, a día de hoy, solo el 16% de las organizaciones cuenta con dotación presupuestaria ad hoc para impulsarlas, y un 46% no tiene aún líderes definidos. Otras carencias son la falta de talento especializado, que reconoce un 59%, y la escasa alineación entre las áreas de negocio y tecnología, que asume un 55% de las organizaciones. Además, solo el 34% de las empresas ha establecido acuerdos estratégicos a largo plazo con proveedores de nube e hiperescaladores (AWS, Microsoft y Google).

La definición y el seguimiento de planes de modernización tampoco están normalizados: se denota ausencia de planes de recursos globales que tengan en cuenta las diferentes actividades del proceso de modernización (63%) o de planes globales de migración y convivencia para los sistemas legados vs cloud (77%), o modelos de gobierno cloud (57%).