Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Tendencias que orientarán las decisiones de los directores de TI en 2020

  • Estrategias

tendencias tecnologia

Blockchain, la automatización inteligente y las tecnologías analíticas avanzadas abren un abanico de posibilidades a las empresas de los sectores retail, transporte y logística, manufactureras o de la salud, y las ayudan a destacar por su rendimiento al empoderar a sus empleados.

Muchos futurólogos habían venido señalando que 2020 sería el año en el que la ciencia-ficción se haría realidad: las carreteras asfaltadas serían remplazadas por tubos neumáticos que conectarían lugares dispares, los humanos pondrían el pie en Marte y todo el mundo tendría un vehículo volador. Aunque estamos avanzando en esa dirección, Zebra quiere poner el foco sobre las tendencias tecnológicas más plausibles que veremos este año:

Creciente uso de la tecnología blockchain

A pesar de estar en una fase inicial, la tecnología blockchain se ha convertido en fundamental para las organizaciones a la hora de gestionar los datos que poseen en relación con los derechos de uso, la privacidad y la seguridad, en un contexto en el que la mejor experiencia de los clientes depende cada vez más de los datos.

Entre los agentes de la cadena de suministro que pueden beneficiarse inmediatamente del blockchain figuran las empresas farmacéuticas, de alimentación y proveedores de servicios de logística y transporte, organizaciones del ámbito de la salud e incluso los distribuidores de productos de alta gama. La tecnología blockchain se acabará implementando en cualquier lugar que requiera de una confianza inquebrantable vinculada a eventos o donde se requiera compartir datos específicos de una forma segura y democratizada.

Aumento de la automatización inteligente

Las empresas están buscando soluciones tecnológicas que faciliten la asignación inteligente de tareas a sus trabajadores con la ayuda de datos obtenidos mediante tecnologías avanzadas de seguimiento y análisis prescriptivos. Estas tecnologías de automatización inteligente incluirán inteligencia artificial, basada en la visión artificial implementada mediante escáneres, sensores y robots; tecnología de realidad aumentada, que guiará a los trabajadores para que realicen sus tareas de forma más eficiente o para orientar a los recién incorporados; y robots que coexistirán con los trabajadores con el objetivo de ayudarlos en sus tareas y liberarlos de trabajos repetitivos para que puedan enfocarse en labores de más alto valor.

A pesar de que estas tecnologías están cada vez más presentes, la mayoría de las soluciones actuales para optimizar los flujos de trabajo todavía no se han puesto al día y siguen enfocándose o bien en los seres humanos o bien en las máquinas, con poca sinergia entre los dos ámbitos. La cooperación entre los sistemas automatizados y los trabajadores humanos será fundamental para conseguir incrementar la productividad en un futuro no muy lejano.

Adopción más amplia de RFID y de analítica avanzada

En la actualidad, las empresas necesitan mayor visibilidad en relación con los niveles de inventario, los estados de los trabajos y la ubicación de sus empleados para conseguir una ventaja competitiva. Esperan más de la captura de datos, especialmente con el uso de códigos de barras 2D, la visión artificial y la tecnología RFID. Los códigos de barras 2D están omnipresentes hoy en las etiquetas de embalajes, los supermercados, las pulseras de los pacientes y los sistemas de pago móvil. Sin lugar a duda, la adopción de los códigos QR seguirá aumentando.

La adopción del código de producto electrónico (EPC) con tecnología RFID sigue aumentando, y el mercado crecerá más de un 30% en 2019, el doble que en 2018. Y con los datos en tiempo real que ofrecen la tecnología RFID y la visión artificial, las empresas deberán implementar soluciones integrales capaces de recopilar datos, extraer información útil e incluso realizar análisis prescriptivos que ayuden a tomar decisiones de forma más rápida y certera.