Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La venta online se convierte en un punto estratégico para las empresas

  • Estrategias

Banca_pago online

Durante la primera semana desde el inicio del estado de alarma, el tráfico en la red ha aumentado en más de un 40% en España. El perfil de compradores online se ha visto ampliado a personas más mayores y que nunca se habían enfrentado a comprar por internet. Esto obliga a ser más creativos y ágiles en la forma de vender.

¿Cómo está afectando la crisis del coronavirus y el confinamiento de los españoles a la venta online? El estado de alarma decretado por el Gobierno ha implicado un aumento considerable del uso de la red de datos, de nuestra manera de consumir y, por ende, de nuestras compras a través de internet.

Este cambio de comportamiento en los consumidores activa nuevas formas de comprar y de tomar decisiones entorno a las compras. Así lo ha reflejado la consultora digital Very Optimo en su informe “Optimo Trends”, que analiza el aumento que se ha dado en las ventas online. Los datos muestran que, durante la primera semana desde el inicio del estado de alarma, el tráfico en la red ha aumentado en más de un 40% en España respecto a los datos habituales.

Es evidente que los consumidores han tenido que adaptarse a esta nueva forma de consumo y el perfil de compradores online se ha visto ampliado a personas más mayores y que nunca se habían enfrentado a comprar por internet. Del mismo modo, también es evidente que el auge de las ventas online no involucra a todos los sectores e industrias en la misma medida. Así, mientras hay industrias que están experimentando un incremento las ventas a través de sus canales digitales y sectores que están añadiendo a su canal de venta físico el canal de venta online y otorgando más peso a este, otras industrias echan el cierre a su producción.

No podemos negar que el COVID-19 está afectando de manera drástica a la economía de las empresas y hogares españoles, pero también es muy cierto que obliga a ser más creativos y ágiles en la forma de vender y de comunicar empresas con usuarios y potenciales compradores, pero sobre todo es una gran oportunidad para los optimistas, adaptables y los visionarios del mundo digital.