Adoptar tecnología que mejore la experiencia de los empleados será clave en 2022

  • Productividad

oficina inteligente

La experiencia de los empleados puede crear una de las ventajas competitivas más prometedoras que una organización puede tener. Las instalaciones inteligentes, los empleados conectados, la inteligencia artificial y las capacidades aumentadas impulsarán una oficina más saludable y productiva.

Las organizaciones necesitan aprovechar la tecnología digital para garantizar altos niveles de experiencia, compromiso y productividad de los empleados a medida que los trabajadores comienzan a regresar a las oficinas físicas este año, aseguran los expertos de Information Services Group (ISG). "El objetivo de los empresarios en 2022 es evitar una experiencia de empleado de calidad inferior a pesar de la rápida evolución de las normas en el lugar de trabajo", afirma Shafqat Azim, socio de ISG Digital Strategy and Solutions.

Los trabajadores que regresan a la oficina solo para encontrarse con la conectividad y la tecnología que tenían antes de la pandemia tendrán dificultades para mantenerse productivos, conectados y emocionalmente saludables. Según Azim, "las empresas deben reorganizar la tecnología, los recursos humanos y los procesos de la fuerza laboral, y capitalizar los impactos positivos que la colaboración económica, ambiental y humana en el lugar de trabajo digital puede ofrecer".

La COVID-19 obligó a las empresas a adoptar nuevas formas de trabajar y, a medida que los empleados regresan a la oficina, el lugar de trabajo debe continuar adaptándose. Las instalaciones inteligentes, los empleados conectados, la IA y las capacidades aumentadas impulsarán una oficina más saludable y de "menor contacto", apunta ISG.

Las empresas deben adoptar la cultura y la tecnología que respalde el trabajo híbrido y atraiga a los trabajadores que se han acostumbrado a nuevos niveles de flexibilidad. Las capacidades emergentes como la IA, las herramientas cognitivas y los asistentes aumentados pueden aumentar drásticamente la productividad desde cualquier lugar y se convertirán en una ventaja competitiva para la contratación y la retención.

"La fuerza laboral habilitada digitalmente del futuro (trabajadores temporales, trabajadores remotos, trabajadores en oficinas) tendrá que conectarse con los clientes y entre sí. La planificación y gestión de la capacidad, tanto digital como físicamente, será un factor importante para el éxito", concluye Shafqat Azim.