7 de cada 10 empresas españolas usan un software para gestionar las vacaciones

  • Productividad

smartphone vacaciones

El 25% aún utilizan complejas hojas de cálculo de Excel para organizar las vacaciones de sus empleados. Lo que a largo plazo resulta insostenible. Contar con un software que permita la automatización de este proceso, tanto para empleados como para los responsables de recursos humanos, es la mejor opción para optimizar la gestión de vacaciones.

Los periodos de descanso en forma de vacaciones son muy importantes para que los profesionales puedan reducir estrés y puedan regresar al trabajo con las pilas cargadas. Ello supone una alta dedicación a la hora de cuadrar turnos, organizar equipos y adelantarse a las ausencias que se avecinan.

Para las empresas es fundamental tener una buena planificación para que ningún departamento se quede huérfano y tenga recursos suficientes para desempeñar las tareas con normalidad. Y el cómo se planifica es relevante, siendo mayoría las empresas que usan el software especializado en la gestión vacacional. Cerca del 70% de las empresas españolas usa un software especializado para gestionar las vacaciones según Factorial.

En las empresas, suelen establecer un orden o criterio de prioridad por el que determinados empleados pueden reclamar sus vacaciones antes que otros. Estos criterios pueden basarse en empleados con hijos, favoreciendo a esos trabajadores que tienen que coordinarse con las vacaciones escolares de sus pequeños y así favorecer la conciliación familiar; antigüedad en la empresa, para que aquellos que más tiempo llevan sean los primeros en escoger los días que deseen; o sistema rotativo, siendo un método más justo para cualquier trabajador, independientemente de su situación contractual.

Cada sector se rige por una diferente normativa, por ello es importante conocer lo que establece cada convenio y contrato. Cada uno de ellos estipula un número mínimo de días de vacaciones para los empleados afiliados, aunque también se pueden especificar los días en que los empleados no pueden reclamar vacaciones, si corresponde.

El 25% de las empresas españolas aún utilizan complejas hojas de cálculo de Excel para organizar las vacaciones de sus empleados. Esto puede parecer una buena idea al inicio, pero a largo plazo resulta insostenible. El calendario debe ser creado desde cero para adaptarse a las necesidades de cada empresa, lo que se traduce en una gran cantidad de esfuerzo, tiempo y recursos. Lo más probable es que este tipo de plantillas queden obsoletas a corto plazo si no se actualizan continuamente, y si existe más de una copia, pueden surgir conflictos. Por tanto, contar con un software que permita la automatización de este proceso, tanto para empleados como para los responsables de recursos humanos, es la mejor opción para optimizar la gestión de vacaciones.