La ciberseguridad es un asunto decisivo en la cuenta de resultados de las empresas

  • Seguridad

ciberseguridad - tendencias

El coste medio de la suma de los ciberataques que ha sufrido de media cada empresa española en 2021 asciende a 105.655 euros, y el 28% perdió clientes como resultado, porcentaje que para las pymes se eleva hasta el 32%. Otro impacto negativo de los ciberataques es la pérdida de reputación, que afectó al 29% de las organizaciones.

La ciberseguridad es el asunto que más preocupa a las empresas españolas. No en vano, el coste medio de la suma de los ciberataques que ha sufrido de media cada empresa española en 2021 asciende a 105.655 euros, frente a los 54.388 euros en 2020, lo cual tiene un gran impacto en la viabilidad económica del negocio. Así se concluye en el sexto Informe de Ciberpreparación 2022 elaborado por Hiscox, que indica que el 51% de las empresas españolas ha sido víctima de un ciberataque, con una media de 84 ataques a cada una de ellas.

Los ataques de denegación de servicio (DDoS) se han convertido en el principal tipo de ciberataque que reciben las empresas españolas (38%), seguido del fraude financiero (32%) y el ransomware (22%). En el caso concreto de las pymes, los ataques de ransomware son cada vez más frecuentes, ya que, si en 2020 solo representaban un 11%, en 2021 se ha elevado hasta el 20%.

Para hacer frente a la problemática que plantea la ciberseguridad, las empresas españolas han aumentado su presupuesto de TI, de 13 millones de euros a 17,7 de media. Además, también ha aumentado el porcentaje de ese dinero que dedican a ciberseguridad, del 22 al 24%. A pesar de esta inversión, solo el 2% son ciberexpertas y un 30%, de hecho, son consideradas cibernovatas.

La problemática de los ciberataques no se limita únicamente al momento en el que ocurren, sino que su impacto perdura en la empresa. Para empezar, el 38% de las empresas españolas tardan menos de una semana en recuperarse de un ciberataque, el 34% entre 1 y dos semanas y otro 15% más de dos.

Más allá del tiempo necesario para volver a la actividad normal, el negocio de las empresas se vio resentido, tanto que el 28% perdió clientes como resultado de un ciberataque. En este aspecto hay diferencias según el tamaño de las empresas, ya que en el caso de las grandes ese porcentaje baja al 23%, mientras que para las pymes se eleva hasta el 32%. Otros impactos negativos de los ciberataques son la pérdida de reputación, que afectó al 29% de las organizaciones, y el aumento de los costes asociados a la necesidad de notificar a los clientes del incidente, que tuvo impacto en el 30% de las compañías.