Cuatro de cada 10 empresas desconocen la existencia de los fondos NextGen EU

  • Transformación digital

bandera europea

Ese profundo desconocimiento explica que solo un 29,9% tenga pensado solicitarlos. La falta de profesionales y técnicos se ha convertido en una barrera peligrosa en la carrera por la transformación digital, ya que conduce a una espiral de concentración de los mejores recursos en las empresas más grandes, aumentando la brecha con las pymes.

El Plan de Recuperación puesto en marcha por la Unión Europea para paliar las consecuencias sociales y económicas causadas por la pandemia tiene su núcleo en los llamados Fondos Europeos Next Generation. Un total de 750.000 millones de euros se repartirán entre los distintos miembros de la UE, de los cuales 140.000 llegarán a España, lo cual supone una desafiante oportunidad para acercar distancias en la carrera por la transformación digital.

De esta inyección económica, que se pondrá en circulación en su totalidad entre el 2021 y el 2024, el 70% tiene que haberse entregado durante el primer año de su puesta en marcha. Para la gestión de los fondos el Gobierno español ha elaborado un Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia que consta de cuatro pilares: transición ecológica, transformación digital, igualdad de género y cohesión territorial y social. La digitalización y tecnología llegarán a áreas como sanidad, fiscalidad, educación… y también a las empresas.

Vemos que dinero hay, lo que hacen falta son proyectos sustentables, pero generar proyectos innovadores y sustentables no es sencillo. La falta de profesionales y técnicos se ha convertido en una barrera peligrosa en la carrera por la transformación digital, especialmente para las pymes.

Lo cierto es que para seis de cada 10 compañías estos fondos son algo abstracto. Tan solo el 40,6% de las empresas saben de su existencia y este profundo desconocimiento explica que solo un 29,9% tenga pensado solicitarlos, según la Encuesta de clima empresarial de la Cámara de Comercio de España y Sigma Dos.

 “La falta de personal cualificado conduce a una espiral de concentración de los mejores recursos en las empresas más grandes, aumentando la brecha entre los gigantes tecnológicos y las pymes. Proyectos de alto impacto a corto plazo generarán la oportunidad de saltar la barrera de cara a desarrollar la economía del conocimiento. El asesoramiento y consultoría en este momento de digitalización será clave”, afirman desde Lempert.