Las microempresas podrían duplicar su crecimiento gracias al Kit Digital

  • Transformación digital

digitalizacion empresa

El mayor desafío que presenta el Kit Digital para una pyme es la adopción de una cultura digital por todos los componentes de la empresa. El importe del bono es algo justo en este segmento y, junto al Agente Digitalizador, hay que determinar bien dónde invertirlo para sacarle el máximo rendimiento.

En España existen más de 3 millones de pymes, un tejido empresarial que aporta más de un 60% del PIB de nuestro país y que en su mayoría está formado por microempresas o empresas de un solo trabajador, que son las que más necesitan apostar por un proceso de digitalización para destacar en un mundo cada vez más competitivo y globalizado. Ejemplo de ello es que, durante la pandemia las empresas ya inmersas en la transformación digital y que aumentaron aún más su inversión, llegaron a crecer cinco veces más que las que no estaban preparadas, lo que supone un dato relevante sobre cómo afecta su implantación.

En este escenario, Isidoro López-Briones, responsable de Estrategias Tecnológicas de GOWtech, señala que “para algunos sectores, la transformación digital es una necesidad para la propia supervivencia de la empresa, mientras que en otros es una clara oportunidad para crecer en el mercado”. En este sentido, las microempresas tienen la oportunidad de duplicar su crecimiento gracias al Kit Digital, un programa de ayudas para que las pequeñas empresas y los autónomos adquieran soluciones de digitalización, posicionamiento o ventas.

Desde GOWtech destacan que “es una oportunidad única para la modernización del tejido empresarial español”, sobre todo si tenemos en cuenta que la agenda de España Digital 2025 recoge como objetivos alcanzar que el 80% de las personas con competencias digitales básicas, que un 25% del volumen de negocio de las pymes se deba al comercio electrónico y que el 25% de las empresas usen la Inteligencia Artificial y el Big Data. “Unas cifras que deben hacer pensar a muchos empresarios en qué lado de la estadística quieren estar y qué futuro les depara”, afirma el responsable de la tecnológica murciana.

Las nuevas herramientas digitales que se incorporan a las pymes no son suficientes por sí solas para lograr el impacto positivo que genera la digitalización, por lo que es necesario que todos se adapten para aprovechar la nueva tecnología adquirida y participar en sugerir mejoras de esas herramientas. En este sentido, Isidoro López-Briones sostiene que el mayor desafío que presenta este Kit Digital para una pyme es “la adopción de una cultura digital por todos los componentes de la empresa”.

Otro reto reside en la cuantía de la ayuda. “El importe del bono es algo justo en este segmento y, junto al Agente Digitalizador, hay que determinar bien dónde invertirlo para sacarle el máximo rendimiento. Es importante evitar diversificar el bono en distintas categorías sin estar seguros de cerrar una solución, aunque el Kit Digital exige cumplir unos requisitos mínimos, realmente son una base para encauzar el servicio hacia una solución útil”, apunta López-Briones.

Desde GOWtech recalcan que las ventajas que pueden obtener las pymes en la carrera europea estarán relacionadas con “proporcionar una base con la que incrementar la resiliencia, productividad y seguridad”, lo que, sin duda, “les permitirá adaptarse más rápido a los cambios o, incluso, aprovechar los contratiempos para convertirlos en oportunidades, aumentar el margen de beneficios, optar a nuevos mercados y disponer de más información, en definitiva, ser más estables y competitivos”.