La digitalización seguirá siendo una tendencia en auge entre las pymes (y II)

  • Transformación digital

Pyme digital

Un 41% de las empresas cree que la estrategia digital aumenta las oportunidades de venta y un 35% considera que ayuda a llevar sus productos o servicios a otros lugares. Para una pequeña o mediana empresa, puede suponer un desafío competir con otra de mayor tamaño que cuenta con más recursos.

Las estrategias digitales pueden ayudar de diferentes maneras a las pequeñas y medianas empresas a conseguir sus objetivos y lograr la conversión. En la encuesta de Capterra, los participantes seleccionaron hasta tres formas en las que el desarrollo digital había ayudado a su empresa.

Los datos revelaron que un 41% de las empresas encuestadas cree que la estrategia digital aumenta las oportunidades de venta y un 35% considera que la digitalización ayuda a llevar sus productos o servicios a otros lugares.

Estos resultados sugieren que uno de los grandes beneficios de la digitalización es la capacidad de llegar a más personas. Encontrar nuevos y/o diferentes canales para alcanzar a más clientes puede impulsar las oportunidades de venta, así como ayudar a las pequeñas y medianas empresas a llevar sus productos y servicios a nuevos mercados. Al aprovechar la tecnología, las pymes españolas pueden acercarse a un consumidor que cada vez interactúa más en el mundo online.

Por otro lado, las pequeñas y medianas empresas españolas consideran que la estrategia digital ayuda especialmente en áreas relacionadas con la atención al cliente. Concretamente, la facilidad de comunicación y establecer un diálogo con el cliente (33%) y un servicio al cliente mucho más eficaz (27%) son dos beneficios que los profesionales valoraron positivamente.

Grandes empresas vs. pymes

El estudio revela que un 74% de los encuestados está algo o muy de acuerdo con la frase “Las compañías grandes son más favorecidas por la era digital que las pymes”. Esto indica que las pymes aún perciben la brecha digital con respecto a compañías grandes, ya que muchas de estas estrategias de transformación digital pueden llegar a necesitar cierta inversión, algo que podría perjudicar a empresas pequeñas con presupuestos más ajustados.

Para una pequeña o mediana empresa, puede suponer un desafío competir con otra de mayor tamaño que cuenta con más recursos. No obstante, la mayoría de pymes que indicaron que sí competían con grandes empresas (73%) contestó que la competencia refuerza su empresa, ya que supone un desafío estar al nivel de las grandes empresas.