El 53% de la mediana empresa española cree que la inversión en tecnología crecerá

  • Estrategias

Empresa digital

La tecnología y la innovación se han afianzado como una de las principales soluciones para la transformación de la mediana empresa española. 6 de cada 10 empresarios entienden que la innovación es fundamental y que las empresas están apostando por esta materia en sus estrategias de negocio.

El COVID-19 ha supuesto una disrupción que está activando nuevas hojas de ruta en las empresas protagonizadas por la tecnología, la innovación o la sostenibilidad. Sobre estas cuestiones se han referido expertos de Grant Thornton en el Foro Non Stop International Digital de Directivos organizado por la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD), donde la consultora ha presentado algunas de las conclusiones del Global Business Pulse de la Mediana Empresa, que cada semestre pregunta a 400 directivos de compañías mid-market. Este indica que en la primera mitad de 2021 las perspectivas económicas de los directivos han pasado de -11,8 a 1,3 en una escala de -50 a +50.

La tecnología y la innovación se han afianzado según los expertos como una de las principales soluciones para la transformación de la mediana empresa española. El Global Business Pulse señala que el 53% de la mediana empresa española considera que la inversión en tecnología aumentará en los próximos 12 meses. Además, 6 de cada 10 empresarios entienden que la innovación es fundamental y que las empresas están apostando por esta materia en sus estrategias de negocio.

El socio director de Consultoría de Grant Thornton, Luis Pastor, explica que la tecnología e innovación “han sido palancas fundamentales para resistir y en algunos casos para sobrevivir. Ha permitido dar servicios de manera inmediata como pedían clientes. Hemos tenido que trabajar con resiliencia en comunicaciones, siendo capaces de que los servicios esenciales llegaran a ciudadanos y clientes”.

Por su parte, el presidente de Grant Thornton, Ramón Galcerán, afirma “el coronavirus ha constituido un desafío como nunca habíamos visto. Las empresas han tenido que preparar a los equipos a este contexto, redefinir un nuevo modelo de trabajo, ganar agilidad y dotar a las empresas de tecnología e innovación. Tienen que hacer frente a numerosos cambios regulatorios y legislativos”.

La sostenibilidad también ha ido cobrando una importancia cada vez mayor en la mediana empresa. Además, desde este año, las compañías de más de 250 empleados están obligadas a elaborar y validar por un auditor externo el Informe de información no financiera, un requerimiento que todavía registra desconocimiento o dudas entre las empresas mid-market. 

Según las investigaciones de Grant Thornton, el 45% de las medianas empresas no sabe que es obligatorio presentar su información no financiera, el 42% asegura no conocer qué es un Estado de Información no financiera y un 41% no recopila indicadores en esta materia. Las empresas que incumplan este requisito se pueden enfrentar a multas de entre 1.200 y 60.000 euros.