El gasto europeo en nube pública aumentará un 26,4% en 2022

  • Estrategias

crecimiento-nube

Muchos factores, entre ellos el conflicto en Ucrania, contribuyen a que la mayor parte de los sectores, incluido el gubernamental, migren a las soluciones cloud por motivos de seguridad, favoreciendo una nueva oleada en la adopción de la nube por parte de sectores que todavía no lo han hecho. Las inversiones en SaaS continúan liderando la mayor parte del gasto en la nube pública.

La consecución de estrategias basadas en la nube y en lo digital seguirá siendo foco de atención. Así, la inversión en servicios de nube pública en Europa alcanzará los 113.000 millones de dólares en 2022, duplicándose hasta los 239.000 millones de dólares en 2026, con un crecimiento anual del 22%, según IDC. El gasto europeo en nube pública (excluyendo a Rusia) aumentará un 26,4% este año, demostrando que la nube se mantiene fuerte a pesar del conflicto entre Rusia y Ucrania.

Las industrias human centric están ajustando sus políticas de trabajo para normalizar el trabajo a distancia, generando un mayor interés sobre el acceso remoto de los empleados a la información, que impulsará el gasto en soluciones en la nube. Los servicios profesionales, la banca y la fabricación de productos serán los ámbitos que más gasten en cloud pública, absorbiendo casi el 60% del gasto total en estos servicios en 2022.

Por otra parte, las inversiones en software como servicio (SaaS) continúan liderando la mayor parte del gasto en la nube pública en Europa, aunque la plataforma como servicio (PaaS) será el segmento de más rápido crecimiento al aportar mayor agilidad en el negocio.

Nueva oleada en la adopción de la nube

La nube pública ha permitido a las organizaciones centrarse en sus competencias principales, mientras delega en los proveedores de nube pública las complejidades de poseer, operar y mantener la infraestructura de TI real. Como resultado, estamos asistiendo a una oleada de innovación impulsada por la capacidad de dedicar esfuerzos al desarrollo de nuevos productos y servicios sin la limitación de la capacidad de las organizaciones para desplegarlos.

Las empresas utilizan con más frecuencia los servicios en la nube para actualizar y llevar sus operaciones al siguiente nivel, con el fin de agilizar los procesos y reforzar el valor que ofrecen a los clientes. Los proveedores de servicios en la nube pública están extendiendo los servicios en la nube a las ubicaciones periféricas, y esto está apoyando las inversiones en tecnología. Muchos factores, entre ellos el conflicto en Ucrania, contribuyen a que la mayor parte de los sectores, incluido el gubernamental, migren a las soluciones cloud por motivos de seguridad, favoreciendo una nueva oleada en la adopción de la nube por parte de sectores que todavía no lo han hecho.

“Las empresas europeas quieren automatizar sus procesos, ya que están sufriendo las duras condiciones del mercado actual como las interrupciones en la cadena de suministro y la escasez de talento”, afirma Andrea Minonne, analista senior, quien añade que “las empresas adoptarán la nube con mayor frecuencia para crear una base sólida de análisis de datos en tiempo real, que respalde la agilidad y la resiliencia del negocio”.