Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Crece la preocupación de las empresas españolas por la digitalización

  • Transformación digital

industria digitalizacion

Las empresas españolas están preocupadas por la evolución de su sector, la captación de nuevos clientes o la propia rentabilidad de su negocio. Y también muestran una elevada preocupación por la digitalización cuando se les pregunta por el tema; de hecho, ésta es mayor que en 2017.

La inquietud se incrementa conforme la empresa tiene mayor número de empleados. Así, en una escala del 1 al 10, la preocupación media de los profesionales y pequeñas empresas de 6,3 puntos frente al 6,0 de 2017; esta media en las pymes es de 6,8 y en las grandes empresas es de 7,3.

Sin embargo, aunque desde 2017 los planes de digitalización crecen, el presupuesto para la ejecución de los mismos decrece en todos los tipos de empresa. Según los datos del estudio, los planes para poner en marcha iniciativas de digitalización crecen en todas las compañía respecto a años anteriores, en 8 puntos porcentuales en el caso de las pequeñas empresas (22%), en 15 puntos en el de las pymes (34%) y apenas en 2 en las de mayor tamaño (48%). En cambio, la asignación de presupuestos para los mismos decrece 15 puntos en profesionales y pequeñas empresas, 5 en las pymes y 16 en las grandes.

Más de la mitad de las compañías los principales beneficios que obtienen al digitalizarse son una mayor eficiencia en los procesos, la reducción de gastos y los ahorros en tiempo. En este punto destaca que, a mayor número de empleados de la empresa, más relevancia tiene la eficiencia de procesos respecto al ahorro de gastos o tiempo.

Pese a ello, los altos costes de implantación siguen siendo la principal barrera. “El coste de implantación es la principal barrera, mayor conforme la empresa tiene más empleados. Al mismo tiempo, también aparece la resistencia al cambio en empresas más grandes como freno a la digitalización”, sostiene el estudio.