La digitalización de las pymes aceleraría un 1,8% el crecimiento del PIB hasta 2025

  • Transformación digital

Pyme - Konica Minolta

El 97% de las pymes en España no tiene la digitalización como prioridad y menos del 20% tiene un plan digital. Se trata de un proceso que debe ser correctamente planificado y diseñado, eligiendo aquellas tecnologías más adecuadas en cada caso, incluidas soluciones de conectividad, puesto de trabajo digital, ERP y CRM, entre otras.

El Ejecutivo ha puesto en marcha el Plan de Digitalización de Pymes 2121-2025, que contempla ayudas a la digitalización de 4.459 millones. El objetivo es llegar hasta un millón y medio de pymes, lo que representa la mitad de las pymes de España. Sin embargo, el 97% de las mismas no tiene la digitalización como prioridad y menos del 20% tiene un plan digital, según datos de Telefónica.

Acometer la digitalización de las pymes supondría acelerar el 1,8% del crecimiento del PIB de aquí a 2025. Pero, ¿cómo se digitaliza una pyme? Según recoge la Guía para la Transformación Digital de las Pymes, elaborada por la patronal del sector tecnológico DigitalES, el proceso de transformación digital debe ser correctamente planificado y diseñado, eligiendo aquellas tecnologías más adecuadas en cada caso.

La guía distingue tres fases: la de análisis, en la que hay que identificar los procesos críticos del negocio y los puntos débiles y conocer el grado de madurez digital de la pyme para conocer claramente qué se quiere mejorar y qué impacto tendrá en el negocio la transformación; la de diseño, en la que fijan las etapas para la transformación digital así como las soluciones tecnológicas; y la de ejecución y mejora continua, en la que se pondrá en marcha el plan fijado, con indicadores claros que permitan evaluar el cumplimiento del mismo.

Son varias las tecnologías que pueden ayudar a las pymes en su transformación, cuya utilidad dependerá del tamaño, grado de madurez digital, sector o capacidad de inversión de cada empresa:

--Conectividad de banda ancha fija y móvil: Fundamental para garantizar una conexión de calidad entre clientes, proveedores, administraciones públicas y con las aplicaciones de negocio. El abanico de posibilidades va desde la telefonía fija, banda ancha de fibra, redes privadas virtuales o VPN, hasta las soluciones móviles (3G/4G y el prometedor 5G).

--Puesto de trabajo digital: El teletrabajo permite a las empresas mantener su actividad, como hemos visto durante la pandemia, con soluciones que permiten transformar el puesto de trabajo y adaptarlo a la movilidad cuando sea necesario y a las necesidades digitales del negocio.

--Aplicaciones de gestión (ERP) y ofimática: Automatizan procesos como la facturación electrónica y permiten ver en tiempo real la situación del negocio de tal forma que se pueda reaccionar de manera más ágil ante cualquier tipo de situaciones.

--Plataforma de gestión de clientes multicanal (CRM): Este tipo de herramientas ofrecen una gestión de 360 grados de las ventas, marketing o atención al cliente, además de facilitar información de gran valor sobre las necesidades y deseos del cliente.

--Herramientas colaborativas: Permiten a los trabajadores comunicarse y trabajar conjuntamente sin importar el lugar físico en el que estén.

--Aplicaciones de backup y antivirus: Tener copias de seguridad permite recuperar datos vitales para el negocio en caso de contingencia. Estos respaldos pueden ser almacenados de forma segura y confiable en la nube. Por su parte, los programas antivirus cobran una gran relevancia de cara a detectar, proteger y eliminar cualquier software malicioso dirigido al robo de dinero, información.

--Soluciones de tienda online y páginas web: Las plataformas tecnológicas para vender productos y servicios a través de internet (tiendas online) han sido una tabla de salvación para muchas pymes durante la pandemia.

--Soluciones de IoT: La Internet de las Cosas abre un mundo de posibilidades también para los pequeños negocios. Conectar el mundo digital y el físico permite, por ejemplo, la gestión de flotas o la video supervisión y vídeo vigilancia de tal forma que se pueda procesar y analizar toda esa información con el fin de reducir los costes operativos o mejorar los servicios.

--Herramientas de marketing digital: Con ellas es posible abordar un gran volumen de información, acelerando los procesos y mejorando los resultados. Las opciones van desde herramientas de marketing para envíos de email, automatización, creación y edición de contenidos, SEO, SEM, benchmarking o la medición de influencia en redes sociales.

--Servicios de inteligencia empresarial: Comprenden desde tecnologías de Big Data, hasta los procesos de análisis de dichos datos para convertirlos en información y tomar las decisiones de negocio oportunas.

--Soluciones de automatización de procesos (AI), machine learning, deep learning: Estos sistemas permiten la creación de sistemas inteligentes que mejoran de forma autónoma analizando los datos que se van incorporando al sistema, llegando a aprender a predecir comportamientos o tomar las decisiones adecuadas.

--Eficiencia de procesos: Las pymes tienen a su disposición multitud de soluciones para optimizar procesos como control de stocks, eficiencia energética del negocio, gestión de la cadena de suministro, gestión de residuos o gestión de rutas.