6 de cada 10 empresas españolas conocen los fondos Next Generation EU

  • Transformación digital

pymes

El 57,3% de las compañías estarían interesadas en los mismos, especialmente por parte de las compañías de mayor dimensión. Respecto a la aplicación efectiva de las ayudas, las empresas advierten sobre el riesgo de que la excesiva burocracia asociada a los fondos puede suponer para su solicitud y utilización.

El 71,9% de las empresas españolas se han visto afectadas por la crisis derivada de la COVID-19, según el Observatorio de Competitividad Empresarial de la Cámara de Comercio de España, que revela que tan solo un 28,1% consideran que las repercusiones económicas de la crisis sanitaria han sido entre escasas y nulas para su actividad. Por sectores, el más afectado ha sido el comercio, en el que un 83,3% de las empresas declaran haberse visto perjudicadas, seguido de la industria (72,8%), los servicios (72,1%) y, en menor medida, la construcción (63,2%).

Atendiendo al tamaño, son las microempresas con menos de 10 trabajadores las más afectadas (75,3%), seguidas de las grandes empresas (70,9%). Entre las pequeñas y medianas empresas, las que tienen entre 10 y 249 empleados, el porcentaje de las que se reconocen perjudicadas se sitúa por debajo del 70%.

Por lo que se refiere a los Fondos Next Generation EU, el grado de conocimiento por parte de las empresas españolas mejora paulatinamente. Si en el Estudio de Clima Empresarial presentado el pasado mes de octubre, solo 4 de cada 10 empresas decía conocer esos fondos, en este Observatorio ya son 6 de cada 10 las que están al tanto de su existencia. Es decir, en dos meses el grado de conocimiento de los Fondos Next Generation EU se ha incrementado en 20 puntos porcentuales.

Por sectores, son las empresas industriales las que en mayor medida están familiarizadas con los fondos (68,7%), seguidas de las de servicios (61,6%), mientras que el menor grado de conocimiento se da entre las empresas del sector de la construcción (56,1%) y el comercio (50,5%). Teniendo en cuenta el tamaño de las empresas, existe una relación directa entre la dimensión y su conocimiento de las ayudas. Este llega al 83,9% en el caso de las que tienen entre 50 y 249 empleados; el grado de familiaridad con los fondos desciende al 65,1% entre las empresas de 10 a 49 trabajadores, y se sitúa por debajo de la mitad (un 48%) entre las microempresas con menos de 10 de empleados.

El interés por acceder a las ayudas en mayoritario en el tejido empresarial, de modo que el 57,3% de las compañías estarían interesadas en las mismas, especialmente por parte de las compañías de mayor dimensión. Respecto a la aplicación efectiva de las ayudas, las empresas advierten sobre el riesgo de que la excesiva burocracia asociada a los fondos Next Generation EU puede suponer para su solicitud y utilización (con una puntuación de 4,2 en una escala de 1 a 5). También opinan que este tipo de fondos europeos solo beneficia a las grandes empresas (con un 4,0 de media).

Los ámbitos prioritarios de inversión para las empresas, en caso de acceder a las ayudas vinculadas a los Fondos Next Generation EU, serían la inversión en maquinaria y equipos y la digitalización interna. Así, el 61,5% de las compañías invertiría los recursos en nueva maquinaria y equipos, y un 54,4% los utilizaría para mejorar su nivel de digitalización. La inversión en formación de los trabajadores y el impulso/inicio de la I+D+i se sitúan a distancia, seleccionadas solo por un 30,4% y 29,8%, respectivamente, como objetivo de inversión, mientras que la mejora de la sostenibilidad ambiental es la alternativa menos señalada por las compañías como destino del apoyo potencial (19,1%).