Las empresas cada vez tienen más presión para transformarse

  • Transformación digital

ServiceNow clientes

Teniendo en cuenta que el 72% de sus interacciones con clientes ya son digitales, las organizaciones podrían perder una media de 7 millones de dólares si sus planes de digitalización no prosperan. Las aplicaciones son el centro de la transformación digital y de los esfuerzos por mejorar la experiencia del usuario.

En el mundo digitalizado de hoy, tanto clientes como empleados esperan tener experiencias verdaderamente conectadas. Sin embargo, el 70% de las empresas tienen dificultades para ofrecer experiencias de usuario realmente integradas en todos sus canales, justo cuando casi tres cuartas partes de (72%) de las interacciones con los clientes son digitales. Así lo indica el estudio Connectivity Benchmark Report de MuleSoft, que señala que, a medida que se acelera la digitalización, las empresas podrían perder 7 millones de dólares en ingresos si no completan con éxito sus iniciativas de transformación digital.

Las aplicaciones son el centro de la transformación digital y de los esfuerzos por mejorar la experiencia del usuario. Según el estudio, las organizaciones utilizan, de media, 976 aplicaciones individuales. Sin embargo, sólo una media del 28% de estas aplicaciones están integradas, lo que indica que todavía hay un enorme margen para mejorar las experiencias de los usuarios conectados.

Más de la mitad (55%) de las organizaciones aseguran que les resulta difícil integrar las experiencias de los usuarios. Esta cifra es superior al 48% de hace un año, lo que demuestra que cada vez es más complejo para las empresas satisfacer las necesidades digitales de sus clientes.

Los principales obstáculos que encuentran las empresas para la creación de experiencias integradas son muy similares al estudio del año anterior: el 38% señala a la integración de aplicaciones y datos con silos y brechas, mientras que el 37% apunta a los riesgos de gestión y cumplimiento. Además, en un esfuerzo por integrar aplicaciones y datos en todos los departamentos, las empresas parecen estar destinando más recursos en las áreas equivocadas, como la integración a medida, aumentando su deuda técnica. Las empresas gastaron una media de 3,65 millones de dólares en integraciones a medida en los últimos 12 meses, lo que supone un aumento del 4% respecto al año anterior (3,5 millones de dólares).

Según Brent Hayward, CEO de MuleSoft, "las aplicaciones y datos en silos siguen obstaculizando la transformación digital, así como una buena experiencia de cliente, y cuestan millones a las empresas cada año. Las organizaciones necesitan ser capaces de integrar sin problemas un número creciente de apps y fuentes de datos para automatizar su negocio y crear experiencias digitales sin fisuras para poder crecer”.

A pesar de estos retos de integración, la gran mayoría (98%) de las organizaciones utilizan APIs. Al hacerlo para conectar datos y aplicaciones, pueden digitalizarse de manera más sostenible y acelerar el éxito empresarial. Según el estudio, el 90% de las organizaciones ya dispone de una estrategia de APIs y muchas de ellas apuestan por que sean reutilizables, con el objetivo de crear nuevas experiencias y acelerar los proyectos en lugar de construir desde cero. De hecho, el 48% de las empresas afirma que su departamento de TI reutiliza activamente estos componentes.

El empoderamiento de los empleados de otros departamentos es otra de las tendencias detectadas por el estudio. Así, el 55% de las organizaciones tienen ahora una estrategia “madura” o “muy madura” encaminada a formar a trabajadores no técnicos en herramientas de bajo código para que impulsen sus propios proyectos de automatización y transformación digital.