Las microempresas están a la cola en términos de transformación digital

  • Transformación digital

Digital Galicia

La seguridad de los datos, la protección de datos (RGPD), el trabajo remoto y la escasez de personal de IT son los principales desafíos para unas empresas que se enfrentaron una transformación acelerada debido a la pandemia, y que afectó especialmente a las microempresas y las pymes, dotadas con pocos recursos y presupuesto.

Los cambios producidos por la COVID-19 apresuraron en gran medida la transformación digital de las empresas, quienes tuvieron que adaptar sus estructuras laborales a un entorno remoto y digitalizar sus flujos de trabajo. Esta transformación ha causado una serie de debilidades en las compañías, especialmente entre las microempresas y las pymes que no estaban acostumbradas a una infraestructura remota y que ya tenían pocos recursos y presupuesto, como pone de manifiesto la Encuesta de transformación digital realizada por Keypoint Intelligence en nombre de Konica Minolta.

Si bien el estudio indica que la transformación digital es una prioridad principal para el 45% de las empresas, esto varía según el tamaño de la empresa. Así solo el 35% de las microempresas considera la transformación una prioridad. El menor enfoque de las microempresas en la transformación digital también se nota en sus iniciativas de transformación digital. El 11% de las microempresas aún no han comenzado a implementar recursos y tecnología relacionados con la transformación digital. Pero solo el 4% de las empresas a nivel general no se ha embarcado en esfuerzos de transformación digital, lo que significa que el 96% ya se encuentra en alguna etapa de digitalización. Por lo tanto, las microempresas están claramente rezagadas en este aspecto.

Principales desafíos

El cambio abrupto hacia el trabajo remoto y la mayor dependencia de los marcos digitales, junto con las brechas de infraestructura y formación de los empleados y las empresas en el manejo de dichos flujos de trabajo, ha propiciado una atmósfera donde los cibercriminales pueden prosperar. Esto también se refleja en el estudio, en el que la seguridad de los datos fue mencionada como el mayor desafío por el 34% de las empresas.

Por otra parte, la protección de datos (RGPD) sigue siendo un problema para el 28% de las empresas. No solo las grandes compañías, aquellas con más de 250 empleados, deben cumplir con los requisitos del RGPD, sino también las pequeñas y medianas.

El estudio indica asimismo que alrededor de una cuarta parte de las empresas todavía tiene problemas con el trabajo remoto en términos de infraestructura/servicios de IT (26%) y con el trabajo remoto en términos de aplicaciones/software (25%). Además, el 25% estuvo de acuerdo en que mantenerse al día con las nuevas tecnologías es un gran desafío. Al mismo tiempo, el 23% indica que existe una escasez de personal especializado en IT que pueda resolver estos problemas.

Iniciativas de digitalización

Entre las iniciativas de digitalización que han experimentado un gran impulso durante la pandemia destaca el cambio a la nube, especialmente porque es esencial para el trabajo híbrido y descentralizado. El 72% de las organizaciones ya habían adaptado algún tipo de solución en la nube y, por lo tanto, ya habían emprendido iniciativas hacia la digitalización. En el futuro, las empresas ven la nube como la infraestructura más importante para su gestión de colaboración (78%), gestión de procesos (76%), gestión de impresión (69%) y gestión de contenido (65%).

Cuando se trata del estado actual de la gestión de la información y los documentos, el almacenamiento de documentos todavía no está bien organizado en el 66% de las organizaciones. Muchas utilizan demasiadas plataformas dispares en sus flujos de trabajo, lo que crea una gran cantidad de oportunidades para silos y obstáculos de productividad. Pero la mayoría está planeando algún tipo de consolidación (85%).