Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Tendencias clave de inversión en tecnología para la empresa del futuro

  • Estrategias

Fujitsu innovacion tecnologia

Apoyar a la fuerza laboral híbrida y garantizar que los empleados remotos tengan las mismas herramientas de conectividad y productividad que sus colegas en la oficina será esencial. Las empresas también invertirán en requisitos de diseño e interfaces de usuario para la automatización de procesos sin contacto.

En una encuesta reciente de IDC, el 42% de los tomadores de decisiones de tecnología indicaron que sus organizaciones planean invertir en tecnología para cerrar la brecha de transformación digital. "La pandemia creó una necesidad empresarial de aumentar la inversión en tecnología y acelerar los cronogramas de transformación digital", señala Meredith Whalen, directora de investigación de IDC. "Lo que estamos aprendiendo es que muchas de estas iniciativas que comenzaron como formas de mitigar el impacto económico del COVID-19 se han convertido en requisitos permanentes de la hoja de ruta para el éxito de la empresa del futuro en la economía digital".

IDC ha dado a conocer sus perspectivas de TI para 2021, junto con las principales tendencias de inversión en tecnología de las empresas mientras se preparan para la nueva normalidad. La perspectiva de IDC para la empresa del futuro identifica tres iniciativas generales que vinculan directamente la inversión en tecnología con los esfuerzos de transformación digital: crear paridad digital en la fuerza laboral, diseñar para las nuevas demandas de los clientes y acelerar las iniciativas de automatización:

Creando paridad digital

Antes de la pandemia, las organizaciones tenían solo el 14% de sus empleados trabajando desde casa. Ese porcentaje ha aumentado al 45%, y muchas organizaciones anticipan que los empleados que trabajan desde casa seguirán siendo una gran proporción de la fuerza laboral en el futuro. Apoyar a la fuerza laboral híbrida y garantizar que los empleados remotos tengan las mismas herramientas de conectividad y productividad que sus colegas en la oficina será esencial para el éxito a largo plazo.

Para 2023, el 75% de las empresas se comprometerá a brindar paridad técnica a una fuerza laboral híbrida por diseño en lugar de por circunstancias, lo que les permitirá trabajar juntos por separado y en tiempo real. Para 2022, gastarán 2.000 millones de dólares adicionales en escritorios y espacio de trabajo como un servicio, y el 75% de ellos incorporarán el espacio de trabajo de los empleados como parte del entorno empresarial ampliado.

Diseñar para las nuevas demandas de los clientes

La preocupación de los consumidores por su salud personal en lo que se refiere al virus COVID-19 ha impulsado a muchas empresas a crear nuevas experiencias de consumo sin contacto. Las empresas también invertirán en requisitos de diseño e interfaces de usuario para la automatización de procesos sin contacto, con énfasis en experiencias basadas en voz y opciones de autoservicio a través de aplicaciones móviles.

En 2021, el 40% de las actividades de desarrollo volverán a priorizar el diseño y la interfaz de usuario para respaldar la automatización de procesos sin contacto. Para 2023, el 75% de los pedidos de comercio electrónico de comestibles se recogerán en la acera o en la tienda, lo que generará un aumento del 35% en la inversión en centros de microcumplimiento in situ o cercanos.

Acelerar las iniciativas de automatización

Las empresas adoptarán cada vez más prácticas de operaciones de TI automatizadas para respaldar la mayor escala requerida para las empresas impulsadas digitalmente. Las tecnologías de automatización de procesos robóticos (RPA), robótica e inteligencia artificial (IA) desempeñarán un papel más importante en la automatización del trabajo, mientras que un enfoque continuo en las operaciones autónomas impulsará la inversión en organizaciones de ingeniería digital y tecnologías de operaciones digitales.

Para 2022, el 45% de las tareas laborales repetitivas se automatizarán mediante el uso de "compañeros de trabajo digitales", impulsados por IA, robótica y RPA. Para 2023, el 75% de las organizaciones de TI adoptarán prácticas de operaciones automatizadas para transformar su fuerza de trabajo de TI para soportar una escala sin precedentes.