Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La mejora de la ciberseguridad puede generar valor económico para las empresas

  • Seguridad

cibercrimen seguridad

5,2 billones de dólares son los ingresos que podrían generar las organizaciones durante los próximos cinco años. Si comprenden cómo generar valor con sus actividades de ciberseguridad, los líderes podrán minimizar las consecuencias de futuros ataques o incluso evitar que se produzcan.

Ante la evolución del cibercrimen, los líderes empresariales se enfrentan a una creciente amenaza de ataques procedentes de estados, ataques indirectos a la cadena de suministro y ataques a la información. Las organizaciones están introduciendo nuevas tecnologías que impulsan la innovación y el crecimiento, pero a costa de no poder garantizar la seguridad, siendo los humanos el eslabón más débil en la ciberdefensa.

Accenture ha publicado su noveno estudio anual del Coste del Cibercrimen, que indica que el cibercrimen está creciendo, tarda más en resolverse y resulta cada vez más costoso para las organizaciones. Pero también ha descubierto que la mejora de la ciberseguridad puede reducir los costes del cibercrimen y abrir nuevas oportunidades de ingresos.

El estudio indica que la creciente variedad de las amenazas y la innovación empresarial están produciendo un aumento en el número de ciberataques. El número medio de violaciones de seguridad creció un 11% el pasado año, pasando de 130 a 145. Además, las organizaciones gastan más que nunca para paliar los costes y las consecuencias de ataques cada vez más sofisticados. El coste medio del cibercrimen para una organización aumentó de 1,4 a 13,0 millones de dólares.

Mejorar la ciberseguridad puede hacer que descienda el coste del cibercrimen y abrir nuevas oportunidades de ingresos. Según los cálculos de Accenture, el valor total en riesgo durante los próximos cinco años podría ascender a 5,2 billones de dólares. Si dan prioridad a tecnologías que mejoren la ciberseguridad, las organizaciones pueden reducir las consecuencias del cibercrimen y generar valor económico en el futuro, ya que un nivel alto de confianza es el mejor aliciente para los clientes.

Para la compañía, los tres pasos para generar valor con la ciberseguridad son:

--Dar prioridad a la protección de ataques relacionados con las personas: Las amenazas internas son uno de los principales problemas, con un número creciente de ataques por phishing, ransomware o desde dentro.

--Invertir para limitar la pérdida de información y la interrupción de negocio: Es ya la consecuencia más costosa y preocupante de los ciberataques, lo que ha llevado a la promulgación de nuevas normativas sobre privacidad como el RGPD y la CCPA.

--Adaptar tecnologías que reduzcan los costes de seguridad: La automatización, la analítica avanzada y la inteligencia pueden abaratar la detección de ataques, que supone el porcentaje más alto del coste.