Seis de cada 10 empresas españolas han acelerado su digitalización por la pandemia

  • Transformación digital

digital transformation

El 75% de las empresas están satisfechas con la flexibilidad que les proporciona el trabajo híbrido, y el 85% están satisfechas con la rápida adopción de nuevas tecnologías en su negocio. El 62% de las empresas tiene una hoja de ruta digital, aunque solo el 18% están preparadas para el futuro.

La pandemia ha obligado a muchas organizaciones a replantearse su funcionamiento y a poner mayor foco en la transformación digital. Y en vista de que las exigencias tanto de clientes como de empleados son cada vez mayores, serán estas empresas las que podrán aprovechar las oportunidades y prosperar en el mundo pospandemia. Esto ha hecho que la cifra de empresas consideradas como “preparadas para el futuro” y mejor capacitadas para enfrentar desafíos futuros, tales como el aumento de la competencia, las expectativas cambiantes de los empleados y la creciente demanda de los clientes, haya crecido a nivel mundial, según un estudio de Vodafone Business. Sin embargo, en nuestro país, solo el 18% de las empresas están preparadas para el futuro.

En el informe se destaca la apuesta por la digitalización de los negocios en España, ya que el 62% de las empresas españolas preparadas para el futuro tiene una hoja de ruta digital frente al 60% de las empresas a nivel mundial. Asimismo, el 64% de estas empresas está preparada para afrontar riesgos frente al 58% de las empresas a nivel mundial. También se refleja que el 61% han acelerado sus planes de transformación digital a raíz de la pandemia frente al 55% global.

Las empresas españolas preparadas para el futuro afirman que el 77% de sus clientes esperan poder interactuar con las marcas en cualquier momento y lugar a través de servicios digitales y el 69% cree que sus clientes quieren que actúen de forma ética y tengan una postura clara en materia social. Por otra parte, el 15% de estas empresas considera que la sostenibilidad es absolutamente necesaria, frente al 21% de las empresas a nivel mundial que están más concienciadas en esta materia. Asimismo, el 32% de las empresas españolas aumentará su gasto en ESG y RSC el próximo año.

El 85% de las empresas españolas preparadas para el futuro están satisfechas con la adopción más rápida de nuevas tecnologías. Además, el 75% de las empresas muestra su satisfacción con la flexibilidad respecto al lugar de trabajo, y el 78% reportan un aumento de las expectativas de los empleados en términos de cómo y dónde trabajan.

Al preguntar a las empresas cuáles fueron los principales desafíos a los que hacen frente las empresas, destacaron la resiliencia frente a la disrupción, adaptarse rápidamente a los comportamientos cambiantes de los clientes y de la sociedad, la sostenibilidad como un elemento básico del negocio, capturar los nuevos desafíos y oportunidades que ofrecen los datos y repensar la forma en que se recluta y nutre el talento en las organizaciones. Precisamente son los negocios considerados preparados para el futuro los que están más capacitados para enfrentarse a los desafíos emergentes, tienen una actitud positiva ante el cambio, están abiertos a las nuevas tecnologías, tienen una estrategia y una hoja de ruta clara hacia la transformación y se adaptan al cambio y a las tendencias.